Comarcas

LITIGIO DE LOS BIENES

Habrá que dedicar "mucho tiempo y recursos" para restaurar algunas obras

Examinan cinco de las piezas de arte devueltas por el Museo de Lérida

La subdirectora y las restauradoras del Museo Diocesano han examinado las cinco obras de arte devueltas por el Consorcio del Museo de Lérida en la segunda entrega realizada el pasado lunes 22 de febrero, que forman parte de la ejecución provisional de la sentencia judicial de diciembre de 2019 que obliga a la devolución de 111 obras, propiedad de parroquias aragonesas, depositadas en el Museo de Lérida. Las 28 piezas y obras de arte devueltas, hasta ahora, están en los almacenes del Museo Diocesano en espera de que se entreguen las 83 restantes entre los próximos días 5 y 10 de marzo según el calendario de fechas entregado por el Consorcio del Museo en el Juzgado de Barbastro.

El protocolo de apertura de los 20 paquetes con cinco obras se realizó con asistencia de Ángel Noguero, director del Museo y delegado diocesano de Patrimonio, Marisancho Menjón, directora general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, el notario para levantar acta y un fotógrafo para dejar constancia gráfica del estado de las obras entregadas. Cuatro horas de trabajo fueron precisas para realizar las tareas de desembalaje de los bultos que se envolvieron, de nuevo.

Las obras examinadas este lunes son 26 fragmentos del retablo dedicado a la Madre de Dios, procedente de Cirés (Bonansa) de la primera mitad del siglo XVII; retablo de la vida de la Madre de Dios, formado por tres tablas de pintura sobre madera procedente de Montanuy de principios del siglo XVI; sagrario de madera dorada, del siglo XVIII, procedente de Gabarret; dos fragmentos de artesonado gótico con restos de policromía de los siglos XIV y XV procedentes de Ballobar; talla de un Santo Obispo, madera de pino, siglos XVI-XVII procedente de Centenera (Erdau).

En cuanto a las obras recibidas, Ángel Noguero explicó hace una semana, antes de abrir las cajas, que les informaron sobre la situación de “los 26 fragmentos del retablo de Cirés están en muy malas condiciones de conservación y tenemos que andar con mucho cuidado para evitar problemas. Ninguna se expuso en el Museo, estaban en almacenes. El retablo de Montanuy se encuentra en mejores condiciones y es de mejor calidad; de las demás no disponemos de muchos datos”.

En el Museo Diocesano están “preparados”, con el protocolo dispuesto para recibir la colección de obras de arte, entre ellas, frontales de San Hilario (XII) y San Vicente (XIII), sarcógafo de Nachá (XIV), arqueta de Buira (XIV), San Miguel (XIV), Calvario (XV), san Pablo (XV), San Pedro (XV), San Martín Obispo (XV), San Pedro y San Pablo (XVI), santa Ana (XV), Virgen María (XIV), retablos de san Cristóbal (XV) y san Antonio Abad (XV). La colección completa se distribuye entre pintura (29), orfebrería (15), metalistería (21), muebles (4), libros (3), carpintería (1), escultura (11) y textil (27). De ellas, 28 se catalogan como Bienes de Interés Cultural (BIC) y 89 son Bienes Inventariados en el Patrimonio Cultural Aragonés. 

Etiquetas