Comarcas

sobrarbe

"Muchas casas de Jánovas van a ser de primera residencia"

Los vecinos recuerdan a la presidenta de la CHE que el Estado "no ha hecho nada" 

Óscar Espinosa reabrirá Casa Agustín de Jánovas este verano como turismo rural
Óscar Espinosa reabrirá Casa Agustín de Jánovas este verano como turismo rural
Óscar Espinosa

Una casa acabada, cinco en construcción y tres a punto de iniciar obras. “La mayoría de las casas de Jánovas van a ser primeras viviendas”, aseguraba ayer Óscar Espinosa, el presidente de la Fundación San Miguel, desde esta localidad de Sobrarbe, que fue expropiada para la construcción de un pantano fallido. Con estas palabras responde a la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, que apuntaba en una entrevista a este diario que creía que los antiguos propietarios lo querían de segunda residencia.

“El Gobierno central, que es el que expropió el pueblo, es el único que no ha hecho nada”, por lo que “no nos tienen que decir dónde podemos o queremos vivir”, resalta con indignación. Ya no cree en ese plan de restitución del Estado, tras el descarte definitivo en el 2000, sobre el que la presidenta dijo que lo fundamental (agua, luz y acceso) se realizaría en este ciclo de planificación (2021-2017).

"Parece que el retraso en el plan de restitución es culpa nuestra o de la DGA", dice a Pascual

“Gracias a que los vecinos de Jánovas hemos querido y creído en el pueblo y gracias a la ayuda pública que hemos recibido del Gobierno de Aragón estamos donde estamos. Y ya son casi 10 las casas en marcha”, asegura, tras leer que la presidenta había apuntado que la CHE ha vuelto a redactar el plan “teniendo en cuenta lo que había hecho la DGA unilateralmente, de llevar la cometida eléctrica y el agua”. “Parece que el retraso en el plan de restitución es culpa nuestra o de la DGA”, dice. El agua, la luz y parte de la urbanización que ha financiado el Gobierno de Aragón, resalta, les ha permitido iniciar la reconstrucción de sus casas. La DPH les apoyo en el salón social. Aunque los 100.000 euros de la DGA para 2020 se destinaron a los gastos por la pandemia, los 90.000 de este año quieren dedicarlos a urbanizar otra calle.

“Dice (la presidenta de la CHE) que hay que adecuar los proyectos a la realidad, y que no se generen expectivas ni infraestructuras que no sean razonables ni sostenibles, pero nosotros solo queremos devolverle la vida a nuestro pueblo y eso solo se hace poniendo los servicios básicos como mínimo”, comenta Espinosa. “Y que no nos compare con Saqués o Búbal, sino con Lanuza que se ha convertido en unos de los pueblos más bonitos gracias al esfuerzo de sus vecinos. Somos un ejemplo de cómo recuperar un pueblo después de una injusticia y de la mejor manera que se puede hacer, poco a poco, y sin grandes alardes ni dinero”, indica. “Nosotros fuimos los primeros que rechazamos el plan inicial de los 24 millones y la luz la trajimos por 100.000, frente a los 800.000 previstos por el Estado. “Queremos vivir aquí”, dice, mientras se pregunta cuándo llegará el plan “porque la administración tiene tiempo pero las personas no y muchos no lo verán”

Etiquetas