Comarcas

REGADÍOS

Arranca la campaña en Riegos del Alto Aragón con "buenas perspectivas"

El agua embalsada en estos momentos y la nieve acumulada en el Pirineo hacen prever que no habrá problemas para poder regar  

Embalse de La Sotonera
Embalse de La Sotonera
Verónica Lacasa

 La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón ha iniciado este jueves, 11 de marzo, su campaña de riego con “buenas perspectivas” por la cantidad de agua almacenada en sus embalses y la nieve acumulada en el Pirineo, cuyo comportamiento durante el deshielo, no obstante, será determinante.

La campaña arranca con riego a demanda, sin restricciones, y con la previsión de que no haya grandes problemas y se pueda llegar hasta mediados del mes de octubre (cuando se prevé finalizar la temporada) con agua suficiente para el riego y para segundas cosechas.

“Pensamos, en principio, que va a ser una campaña sin problemas”, ha señalado César Trillo, presidente de Riegos del Alto Aragón, quien ha destacado que los embalses están “prácticamente llenos” , “como tienen que estar para estas fechas”, ha aseverado. En total, el sistema tiene en estos momentos 723 hectómetros cúbicos útiles de agua. Ha añadido que en el Gállego los embalses están llenos y ha lamentado que "llevamos mucho tiempo tirando agua” al no poder almacenarse por falta de regulación, mientras que en la zona del Cinca “hay menos nieve”.

“Si el deshielo se produce en buenas condiciones, si llega poco a poco, la campaña la tendremos prácticamente garantizada. Pero si cae lluvia con temperaturas altas en el Pirineo arrastrará mucha nieve”, ha explicado Trillo, que ha añadido que si los meses de abril y mayo son muy calurosos y con viento “la nieve puede bajar muy rápida y acabarse pronto, cuando lo ideal es que vaya bajando poco a poco”.

El presidente de Riegos ha incidido en que para garantizar la campaña al cien por cien, a mitad de junio los embalses del Gállego tienen que estar llenos, “si no podremos llegar al final con problemas, aunque nos puede sobrar agua del Cinca”.

Ha insistido, en este sentido, en el “déficit” de regulación en el río Gállego, lo que supone  que se “tire” agua al mar. “Necesitamos que el río nos aporte el hectómetro diario que soltamos río abajo más el agua que sacamos de La Sotonera, para que este embalse se mantenga lleno. Con el embalse de Almudévar mejoraremos la situación, pero seguiremos tirando agua”, ha concluido.

Etiquetas