Comarcas

actividades inclusivas

Habilidades inclusivas para comunicar y sensibilizar

Diez alumnos del Centro Ignacio Claver de Valentia de Martillué asisten a un curso para reforzar sus competencias

Alumnado, profesorado y personal del Centro Ignacio Claver de Martillué.
Alumnado, profesorado y personal del Centro Ignacio Claver de Martillué.
COMARCA DE LOS MONEGROS

Sesibilizar a la sociedad y poner en valor las capacidades de las personas con dispacacidad es, en palabras del gerente de Valentia, Miguel Ángel López, el doble objetivo que persigue el curso que están realizando diez alumnos y alumnas del Centro Ignacio Claver, ubicado en el núcleo jacetano de Martillué.

Bajo el título “Agentes de sensibilización”, el curso está encaminado a reforzar y a ampliar las competencias comunicativas, personales y sociales de personas con discapacidad.

La formación comprende desde habilidades comunicativas a conceptos medioambientales o realización de talleres y juegos de sensibilización. En el último módulo se planificará un proyecto de intervención con grupos escolares en la granja escuela del Centro Ignacio Claver. Entre los contenidos que recibirán se encuentran dos sesiones impartidas por Los Titiriteros de Binéfar que, de la mano del alumnado, compondrán y ensayarán una nueva canción que servirá para recibir y acompañar a los visitantes del centro de Valentia ubicado en Martillué.

El curso consta de 250 horas de formación y se extiende durante tres meses, desde el pasado 10 de febrero hasta finales de abril, según informa la responsable de los proyectos europeos de Valentia, Susana Ballarín.

Es la primera vez que en este centro se imparte un curso estructurado en relación con esta materia. Como explica su profesora, Andrea Oliván, “aunque algunos alumnos ya tenían experiencia como ayudantes de los monitores de la granja escuela, este curso pretende capacitarlos, para que sean autónomos; es decir, para que sean capaces de explicar en primera persona su entorno a los demás. Los protagonistas de las visitas a la granja serán ellos y ellas y los apoyos, los monitores. Será muy importante para su empoderamiento”, indica la profesora. De hecho, “los alumnos y alumnas están muy motivados porque con este curso van a mejorar sus competencias laborales. Además, se utiliza la gamificación como técnica de aprendizaje, que consigue una mayor implicación y motivación del alumnado, trasladando todo el potencial de los juegos al ámbito educativo para mejorar los resultados”, informa la profesora.

El curso forma parte de las acciones del proyecto Interreg Poctefa Se Canto, cuyo jefe de filas es la Comarca de Los Monegros. 

Etiquetas