Comarcas

CLIMATOLOGÍA

La Guardia Civil alerta de las condiciones invernales en el Pirineo oscense

El jefe accidental de las unidades de Montaña, Fernando Navarro, advierte del peligro de aludes

Helicóptero de la Guardia Civil, en una intervención en la provincia de Huesca.
Helicóptero de la Guardia Civil, en una intervención en la provincia de Huesca.
Guardia Civil

El Pirineo presenta un riesgo importante de aludes de placa por las rachas de viento registradas tras las nevadas hace una semana a partir de los 2.000 metros, por lo que desde la Guardia Civil recomiendan extremar la precauciones desde la citada cota.

Así lo indicó en declaraciones a este periódico el subteniente y jefe accidental de las unidades de montaña de la Guardia Civil de Huesca, Fernando Navarro, después del episodio de nevadas del pasado viernes 19 de marzo. “Fue una nevada que volvió a cubrir bastante las cotas por encima de los 1.700 metros”, expresó.

En su opinión, la nieve ha cubierto parte del terreno en estas zonas, por lo que los esquiadores de montaña “corren peligro de golpearse o engancharse los esquís con piedras”.

A esta situación se suma el episodio de viento registrado durante el fin de semana del 20 y 21 de marzo “que ha transportado mucha nieve a zonas de orientación sur o sureste por encima de 2.000 metros”, subraya Navarro.

Si bien las previsiones meteorológicas apuntan a buen tiempo para la Semana Santa y que podría estabilizarse el manto nival con las heladas nocturnas, “a fecha de hoy es muy posible que se pudieran generar aludes de placas por el viento”.

Navarro recalca que la montaña oscense “mantiene condiciones invernales” en estos momentos del año de cara a actividades como el esquí de montaña o el senderismo.

Otro de los riesgos que presenta el Pirineo es la posibilidad de que “se produzcan coladas de nieve húmeda en laderas expuestas al sol, del mismo modo que en las cornisas de nieve de orientación sur”.

Respecto a la afluencia mayor de visitantes al Pirineo una vez permitida la movilidad interprovincial en la comunidad, indica que “no se ha producido una situación desbordante” de senderistas en relación a otras temporadas cuando se permitía el desplazamiento entre regiones.

La Guardia Civil ha realizado por el momento algunas actuaciones por esguinces o lesiones leves de senderistas, una vez desconfinadas las tres provincias por las restricciones de movilidad a causa de la pandemia de covid-19.

Respecto a la época de descenso de barrancos, señaló que estos suelen realizarse una vez que se produce el deshielo con un incremento de los caudales en primavera, por lo que aconseja no realizarlos ahora.

Consejos

De cara a la situación de la montaña con unas condiciones más propias de la estación invernal, el subteniente de la Guardia Civil de Montaña de Huesca aconseja madrugar para realizar la actividad y llevar ropa de más porque las temperaturas descienden rápidamente por la tarde.

Además se refirió a la importancia de informarse de la situación del terreno antes realizar un excursión y llevar el material adecuado.

Y en el caso de que la actividad exceda las posibilidades del conocimiento de uno mismo, “lo más recomendable es contratar a un guía que garantizará una experiencia interesante y con mucha seguridad”.

Etiquetas