Comarcas

GANADERÍA

Joaquín Olona anuncia que Aragón limitará el tamaño de las granjas

El consejero de Agricultura explica que la medida se aplicará con todo tipo de animales

Olona anuncia ayudas por los daños del temporal, pero no las ve como solución futura
Joaquín Olona Blasco, consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.
G.A.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, anunció este viernes que la ley de protección de la agricultura familiar, “que espero poder traer pronto” al Parlamento, limitará el tamaño de las granjas de todas las especies de animales.

En respuesta a una interpelación formulada por el diputado de Ciudadanos Ramiro Domínguez sobre ganadería intensiva, en el pleno de las Cortes de Aragón, Olona explicó que en la actualidad solo está limitado el tamaño de las granjas de porcino.

Según detalló, el límite está en 720 UGM (Unidad Ganadera Mayor) -medida que se utiliza para expresar el tamaño de una explotación ponderando diferentes factores en relación al número de cabezas-, cantidad que en esta comunidad autónoma puede incrementarse un 20 por ciento, hasta las 864, “pero en el resto de especies no hay limitación”.

Olona manifestó que la futura ley restringirá su tamaño “no tanto por razones ambientales, sino por razones sociales”, para “vincular” estas granjas a la agricultura familiar ya que las macro “expulsan a este modelo”. El objetivo final es propiciar un crecimiento ordenado, “sostener nuestros pueblos” y evitar convertir en zonas vulnerables las que no lo son.

El consejero advirtió de que la ganadería extensiva está en peligro “por razones de viabilidad y sociales” y hay que apoyarla a través de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), pero la intensiva también “podría estarlo” porque recientemente el Comité de las Regiones ha votado a favor de una propuesta que aboga por prohibir en Europa la ganadería intensiva, a la que Aragón se mostró contraria, algo que ha pasado “desapercibido, pero sienta las bases de la política a diez o 15 años vista”. Joaquín Olona defendió la ganadería intensiva. “Seamos conscientes de qué somos, dónde estamos, de qué vivimos”, esgrimió, para aportar el dato de que la ganadería supone las dos terceras partes de la producción final agraria de Aragón y de ésta el 96 por ciento del valor económico “es ganadería intensiva”.

Nuestra agroalimentación es competitiva porque tenemos una ganadería intensiva en la que somos los número uno”, cuyas exportaciones están creciendo y “eso se traduce en empleo y valor añadido”, así como en desarrollo tecnológico, expuso el consejero. No obstante, fijó el reto de lograr “que sea sostenible” porque “tiene problemas ambientales muy serios, no hay que esconderlos”, sino “ponerlos encima de la mesa”. En concreto, subrayó la necesidad de lograr una gestión sostenible de los estiércoles, con el decreto de purines como “herramienta para avanzar en ese gran reto ambiental”.

Además, apostó por vincular la ganadería intensiva al modelo familiar, a través de la citada futura ley; garantizar la sanidad y la bioseguridad; promover el desarrollo tecnológico; asegurar el bienestar animal y facilitar la incorporación de los jóvenes agricultores, que optan mayoritariamente por la intensiva “porque es de la que se puede vivir”.

Etiquetas