Comarcas

AGRICULTURA

Las lluvias finalizan casi dos meses de sequía en la provincia de Huesca

Las precipitaciones de ayer “no son suficientes” para las necesidades agrarias   

Campos de cereal en Robres, este viernes a mediodía.
Campos de cereal en Robres, este viernes a mediodía.
S.E.

Las lluvias registradas este viernes son importantes para generar tempero en los cultivos de secano pero insuficientes para cubrir las necesidades hídricas de la campaña especialmente en el centro y sur de la provincia. Asaja y Uaga estiman que los próximos diez días serán claves tras un periodo largo sin precipitaciones en el campo que se extiende desde el mes de febrero hasta este viernes.

Para el presidente de Asaja Huesca, José Fernando Luna, “la situación sigue siendo muy preocupante porque estamos en el momento de la formación de la espiga, por lo que, si no llueve, habrá pérdidas”.

Una situación de escasez hídrica, apunta Luna, que “está afectando a los campos del sur de la provincia” donde el viernes se registraron pluviometrías de unos 5 litros en muchas zonas.

Como ejemplo, el responsable de Asaja Huesca indica que “la lluvia agronómica será suficiente cuando se alcancen registros en torno a los 30 litros por metro cuadrado o superiores”. Según Luna, “si en diez días no llegan las precipitaciones esperadas, iremos perdiendo cosecha de forma directamente proporcional al tiempo que tarde en llover”.

De cara a posibles pérdidas por la falta de lluvias, el presidente de Asaja Huesca matiza que a los presupuestos de la Política de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón hay que sumar los ministeriales dedicados a los seguros, “los cuales precisan de mucho presupuesto para que todas las zonas de secano estén sujetas a la posibilidad de contratar un seguro de sequía, con un precio asequible y una cobertura digna y real”.

También el secretario general de Uaga Aragón, José María Alcubierre, tilda de “escasas” las precipitaciones y con el deseo de que “sean más abundantes”.

En este sentido, se refiere a que las necesidades hídricas “son muy altas” en cultivos como cebada, trigo, guisante, veza, triticale y colza. “Si cayeran más precipitaciones, todavía se podría esperar una cosecha digna en el Alto Aragón”, subraya.

Esta situación, “con altas temperaturas y sin humedad en el suelo o poco tempero, ha llevado a que espigara la cebada antes de tiempo”.

En el momento actual, “todos los cultivos de secano empiezan a sacar la flor y es cuando más necesidades hídricas tienen”.

También apunta a que las heladas han podido afectar a algunas explotaciones, como “es el caso de los almendros, donde ha habido zonas con pérdidas”. 

Etiquetas