Comarcas

AGRICULTURA, GANADERÍA Y MEDIO AMBIENTE

Carteles de aviso al turista para asegurar la convivencia con la ganadería extensiva

Se instalarán mensajes de advertencia en zonas que el Gobierno de Aragón ha subvencionado la tenencia de mastines para proteger a los rebaños

Rebaño con mastines de David Saludes
Rebaño con mastines de David Saludes
E.F.

La crisis sanitaria está haciendo que cada vez más gente opte por la naturaleza y, en especial, por la montaña, para disfrutar de su tiempo libre. La presión turística puede chocar con la actividad ganadera en zonas como Ribagorza, donde la presencia de grandes carnívoros como el oso o el lobo obliga a apoyarse en los perros mastines para proteger los rebaños. Ante posibles conflictos, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, en coordinación con los propios ganaderos, va a desarrollar un proyecto piloto de cara a la información y la concienciación de los visitantes para garantizar la convivencia de turismo y ganadería en los montes.

De forma experimental, esta misma primavera se instalarán carteles de advertencia en estas zonas del Alto Aragón en las que, desde el propio Departamento de Medio Ambiente, recordaron desde el ejecutivo autonómico, se ha subvencionado como medida de protección de los rebaños la tenencia de mastines, o también donde se tiene constancia del empleo de estos animales para la protección de rebaños. “Por el momento -detallaron las mismas fuentes- los carteles se han confeccionado para su colocación fuera de espacios naturales como actuación experimental, y está prevista su instalación durante esta primavera, antes de la subida de los ganados a puertos y de la mayor afluencia de visitantes”, explican.

"Esta prevista la instalación de los carteles durante esta primavera, antes de la subida de los ganados a puertos"

Se trata de carteles, de momento se han elaborado una veintena, para advertir a los usuarios del medio natural como turistas, excursionistas, ciclistas de la presencia de rebaños protegidos con mastines, ya que alguno de los comportamientos de las personas ante el rebaño puede ser considerado como una amenaza por parte de sus perros guardianes. “En el cartel se dan unas normas básicas para comportarse ante el encuentro de un rebaño protegido por estos perros guardianes, y también se dan consejos de actuación ante la presencia de uno de estos animales”.

Los ganaderos han colaborado con el Servicio de Biodiversidad del departamento en su elaboración. David Saludes, un joven ganadero de Arasán, espera ansioso su colocación. “Ha sido una reivindicación de los ganaderos porque hay que concienciar al turista, al senderista y al ciclista de que el perro mastín está trabajando. Para ellos, las ovejas son su familia y las van a proteger por encima de todo”, explica Saludes, que tiene cinco hermosos perros mastines para guardar sus 700 ovejas en una zona próxima a uno de los despegues de parapente de Castejón de Sos y también a una pista muy transitada por aficionados a la BTT.

“Desde el confinamiento, sale gente de debajo de las piedras, caminando, con la bici y algunos no respetan a los animales. A veces, también es desconocimiento porque no entienden que los perros están haciendo su trabajo. Para nosotros son muy útiles, porque defienden al rebaño de los osos, los lobos y los buitres, por ejemplo, tienen muchísimas ventajas”, comenta Saludes, confiado en que esta medida redunde en un comportamiento más respetuoso por parte de los visitantes.

"Desde el confinamiento, sale gente de debajo de las piedras, caminando, con la bici y algunos no respetan a los animales"

“Hay cosas que parecen de sentido común, pero es importante recordarlas. Los mastines no son mascotas, están trabajando y lo hacen muy bien, así que no hay que molestar al rebaño ni hacer que nos vean como una amenaza”, comenta apelando a la tranquilidad, la paciencia y el respeto.

Después de sufrir sucesivos ataques de oso en el pico Cervín, Pepe Costa es otro de los ganaderos ribagorzanos que utilizan mastines para la protección de su rebaño de ovejas. “Por ley, los perros que trabajan con el rebaño pueden ir sueltos”, recordó este ganadero que también apuesta por la información para facilitar la convivencia.

A la espera de ver cómo resulta este proyecto piloto con la instalación de los primeros carteles, Saludes cree que podrían completarse con algo de información en las Oficinas de Turismo de la zona. “También estaría bien informar en las oficinas de turismo sobre la presencia de los rebaños y cómo actuar”, comenta. Entre las recomendaciones, el joven ganadero destaca la importancia de bordear el rebaño, no amenazar a los perros, llevar atadas a las mascotas y, si se va en bicicleta o corriendo, bajar de la bici y aminorar la velocidad no realizando movimientos bruscos.

Desde el Departamento de Medio Ambiente no descartaron ampliar el proyecto. “Por el momento no, se ha planteado como una actuación experimental que podrá completarse en un futuro con otras actuaciones divulgativas”, concluyeron.

Etiquetas