Comarcas

COLABORA: DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Carreteras para acortar distancias y garantizar el futuro en los pueblos

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Acceso al espacio natural de Guarrinza-Selva de Oza, en el Valle de Hecho.
Acceso al espacio natural de Guarrinza-Selva de Oza, en el Valle de Hecho.
DPH

Si hay un valle mítico cuando se piensa en la despoblación es el de La Solana, en la margen izquierda del río Ara, donde hasta mediados del siglo XX, había 14 pueblos y una casa habitados. El proyecto de construcción del embalse de Jánovas, que iba a inundar las mejores tierras del valle, y los planes de reforestación alentaron la expropiación de estos pueblos del Sobrarbe. Es por allí por donde discurre, desde la N-260, entre la intersección de Jánovas y el pueblo de Lacort, el acceso hasta Yeba, que se ha adecentado recientemente.

Esta es una de las carreteras en las que la Diputación Provincial de Huesca ha invertido cerca de 300.000 euros. También ha apostado por el acondicionamiento de la vía desde A-1605 en Puente Río Blanco a Espés Alto, en el término municipal de Laspaúles, con un presupuesto de cerca de 1,3 millones de euros; así como por la adecuación del acceso al espacio natural de Guarrinza-Selva de Oza, en el municipio del Valle de Hecho, con más de 280.000 euros, entre otras actuaciones.

“Ya se puede subir con cualquier coche”, resalta Horario Palacio, alcalde del municipio de Fanlo al que pertenece Yeba, un núcleo situado a 1.150 metros altitud. La mejora del acceso facilita la vida a los vecinos de un núcleo donde hay en torno a media docena de casas que se abren de manera regular, comenta Palacio.

Para esta obra no han tenido que convocar ‘vecinales’, esos trabajos comunitarios que tradicionalmente se hacían entre los vecinos de los pueblos. En Yeba, no han perdido la costumbre. “Ese pueblo está muy bien porque los vecinos lo cuidan y se juntan los sábados para arreglar zonas comunes. Es para estar orgulloso de ellos porque hicimos el centro social y está como el primer día. Incluso el monte es de admirar cómo lo tienen. Se llevan muy bien y los de fuera también se han integrado”, resalta el alcalde.

Construcción de la vía de acceso a Espés Alto, en el municipio ribagorzano de Laspaúles.
Construcción de la vía de acceso a Espés Alto, en el municipio ribagorzano de Laspaúles.
DPH

El acceso y origen de la pista parte desde la N-260 entre Boltaña y Fiscal, donde hay un cartel indicativo a Yeba y San Martín de la Solana, donde hace unos años se construyó un hotel. “A este acceso se le ha dado un empujón importante”, comenta Horario Palacio, que resalta la importancia de las actuaciones en carreteras de la Diputación Provincial.

Por otro lado, desde el municipio del Valle de Hecho se solicitó la actuación para dotar de calidad al firme desde el camping Valle de Oza hasta el paraje de la cantina, a partir del cual ya existen restricciones para el tráfico de vehículos no autorizados. El lugar conocido como Cantina se ubica en la margen izquierda del río Aragón Subordán frente al antiguo refugio militar. En total, la longitud de la actuación es de 3.560 metros, aunque los trabajos se diferencian por tramos. En todo el conjunto, se planificó la mejora de la señalización y barreras de seguridad.

En la Ribagorza, se contempló el acondicionamiento de un tramo de carretera de 5,4 kilómetros hasta Espés Alto, un núcleo muy próximo a Laspaúles ubicado sobre un cerro.

La Guarguera es otra de las áreas de la provincia más castigadas por la despoblación. Para esta zona, del municipio de Sabiñánigo, la Diputación Provincial realizó en 2020 el proyecto de adecuación de los accesos a Yéspola-Grasa, de 4.280 metros con dos tramos de actuación en el ramal principal hasta Yéspola y otro pequeños a Grasa. En el mismo también se incluía la mejora de los accesos a Artosilla (3,8 km), Cerésola (los primeros 1,5 km), a Acumuer (limpieza, colocación de barreras...), y a Layés (1,6 km entre Castillo de Léres y Layés). En el proyecto de 2018, ya se contemplaron mejoras en Acumuer, Pardinilla, Osán, Allué, Layés, Cerésola y Aineto. En total, la inversión asciende a cerca de 420.000 euros.

Estas actuaciones contribuyen a mejorar la vida en los pueblos de montaña o incluso a permitirla.

Etiquetas