Comarcas

VERTEBRACIÓN DEL TERRITORIO

Todos los núcleos a partir de 10 vecinos tendrán autobús

El nuevo mapa concesional de transportes de la región pasa de 118 a 19 contratos y la previsión es que se pueda comenzar el 1 de enero de 2023

Pasajeros en la estación intermodal de Huesca se disponen a coger un autobús.
Pasajeros en la estación intermodal de Huesca se disponen a coger un autobús.
Rafael Gobantes

El nuevo mapa concesional de transportes de Aragón pasa de 118 a 19 contratos que permitirán, tras un “encaje de bolillos”, cubrir todos los núcleos de la comunidad autónoma a partir de 10 vecinos y con una tarifa única que incluye el transbordo gratuito, descuentos sociales y un pago mínimo a partir del cual se incrementa por kilómetro.

El Gobierno de Aragón ya trabaja en los pliegos para licitar las concesiones a la vuelta del verano, con el fin de que se pueda comenzar a prestar el servicio el 1 de enero de 2023.

Se trata de un proyecto “muy ambicioso” en el que el Ejecutivo empezó a trabajar en la pasada legislatura, recordó el consejero de Vertebración, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, durante la presentación del nuevo mapa concesional que va a suponer un incremento de 252 % de la aportación económica por parte del Gobierno de Aragón.

El nuevo servicio tendrá un coste de 35,7 millones de euros (de los que 23 corresponden a los servicios interurbanos y 12,7 a los metropolitanos), mientras que los ingresos cubren 15,4 millones (11 y 4,4, respectivamente) y el resto se compensará entre el Gobierno de Aragón (15,5 millones, 4,4 más) y el Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza (4,8 por los servicios metropolitanos, 2,2 menos).

Son aspectos que se detallan en las 3.672 páginas del plan junto con los horarios, número de expediciones, análisis de demanda, itinerarios, puntos de paradas o distancia entre localidades, entre otros aspectos.

El servicio actual se presta mediante 47 concesiones autonómicas, 62 contratos programa y 9 concesiones del Estado, configuradas hace décadas, que “no responden a las necesidades actuales” y que, como señaló Soro, suponen un servicio “ineficaz” desde el punto de vista del resultado e ineficiente por duplicidad de tráficos, con núcleos sin transporte público e itinerarios que no responden a las necesidades.

El objetivo del nuevo mapa es ofrecer un servicio público más moderno, accesible y de calidad, cómodo y seguro y respetuoso con el medio ambiente.

Para ello, se busca integrar el transporte colectivo interurbano, mejorar la cobertura, dar servicio a núcleos a partir de 10 habitantes, facilitar conexiones con centros de salud y cabeceras comarcales, mejorar el servicio y horarios, implantar un sistema tarifario único y garantizar el derecho a la movilidad, más accesible.

Los 300 vehículos de la flota recorrerán 18,6 millones de kilómetros al año y facilitarán 8,7 millones de desplazamientos y la posibilidad de llegar al centro de salud antes de las 9 de la mañana y al hospital antes de las 10:30, con horario de vuelta en el día.

La nueva estructura del servicio está configurada en tres categorías: líneas secundarias (unen los núcleos más pequeños con los centros de salud); primarias (centros de salud con cabeceras comarcales y hospitales) y troncales (unen cabeceras comarcales y hospitales con las cabeceras provinciales o Zaragoza) con una mayor coordinación de horarios entre las líneas y mejores transbordos. Se introduce el servicio a demanda para los núcleos con menos población en las líneas secundarias y se coordinan los horarios con los servicios ferroviarios en las 90 localidades aragonesas con estación ferroviaria.

Se incorporan las 34.000 personas (375 núcleos) que ahora no tienen transporte público y se mantendrán las 87 rutas escolares de uso general. 

Etiquetas