Comarcas

DÍA DE ARAGÓN

El Gállego vertebra una comarca con un sinfín de posibilidades

Se va a abrir un centro sobre brujería y un baypark para enduro de BTT

Sergio Cazcarro, en la selva de Yosa, en Sobremonte, dentro del municipio de Biescas.
Sergio Cazcarro, en la selva de Yosa, en Sobremonte, dentro del municipio de Biescas.
S.E.

La comarca del Alto Gállego se encuentra en el centro de los Pirineos y está vertebrada por el río que le da nombre: el Gállego.

En todas las estaciones del año ofrece actividades, itinerarios variados, deportes de aventura, esquí en invierno... Muchos de estos enclaves, algunos cerca de casa, vecinos y visitantes los han descubierto estos meses de pandemia.

Sergio Cazcarro, vecino de este territorio y asiduo participante en carreras de montaña, conoce a la perfección senderos, rutas de esta zona y, estos meses, ha descubierto otras como la selva de Yosa, en Sobremonte. “Hay una circular que va por los pueblos Aso, Yosa y Betés, y lleva a la Selva de Yosa, un hayedo precioso que sube al cerro de San Antón con unas vistas espectaculares del valle de Acumuer y de la Tierra de Biescas, me ha gustado mucho”.

Destaca otro camino que parte del pueblo de Yésero y lleva hasta el monte Erata. “Es una subida con vistas preciosas, se ve el pueblo despoblado de Otal y toda la sierra de Telera y Tendeñera. Se puede acceder en plan caminata de tres horas, con bici de montaña o bicicleta eléctrica, la pista de acceso está bien. Esta ruta sería de nivel medio y tiene vuelta circular”.

Y encima del pueblo de Gavín, dice, “tenemos la fuente Chaimona con unas vistas preciosas. Una ruta de iniciación, cómoda y no de mucho desnivel. Partiendo desde Gavín o desde Biescas por los diferentes senderos que se han limpiado, hay rutas que son una maravilla”.

Y para el invierno, Sergio Cazcarro destaca las posibilidades que tiene el balneario de Panticosa para la práctica del esquí de fondo, en su Espacio Nórdico, los paseos con raquetas, y para la práctica del esquí de montaña. “Este invierno que no han abierto las estaciones de esquí, he conocido un montón de posibilidades en la zona del balneario, de valles y picos, para realizar esquí de montaña, he disfrutado mucho, y también con el esquí de fondo y las excursiones con raquetas, el entorno es muy agradable”.

Cada municipio de este territorio tiene enclaves para visitar una y otra vez sin dejarnos indiferentes. En Piedrafita está la zona de la Partacua, con el Ibón, el Arco, y el Bosque El Betato, un hayedo bellísimo con leyendas del mundo de las brujas. En breve se inaugurará el Centro de Interpretación de la Brujería.

A escasos minutos de este pueblo está el parque de Lacuniacha, donde viven en semilibertad más de 15 especies de animales.

En Gavín tienen en proyecto la realización de un baypark en la zona de Arreras y Astes con tres bajadas de niveles de iniciación, medio y superior para la práctica del enduro de la mountain bike. También van a acondicionar los senderos de ese lugar para que se puedan disfrutar en paseo y en running. Además, van a crear una mesa de trabajo para darle un “empujón” a la reconstrucción del Monasterio de San Pelay.

Y en Yebra de Basa es casi de visita obligada la ruta de las ermitas hasta la de Santa Orosia, sin pasar por alto, el pozo nevero, rutas de senderismo y la ermita de la Virgen de Ballarán en San Julián. 

Etiquetas