Comarcas

DÍA DE ARAGÓN

El ibón de Estanés, un paraje accesible y de excelentes vistas

Miguel Malo recomienda un lugar para disfrutar en familia y en cualquier época

Miguel Malo, en el Ibón de Estanés recientemente.
Miguel Malo, en el Ibón de Estanés recientemente.
S.E.

Los ibones pirenaicos son uno de los grandes atractivos de la montaña altoaragonesa y el jugador del Bada Huesca Miguel Malo, elige uno de ellos, el de Estanés, como su lugar favorito de la provincia.

Recuerda que fue en un campamento, con unos doce años, la primera vez que subió al ibón y después ha repetido en varias ocasiones.

La última de ellas también fue muy especial porque fue cuando se abrió el cierre de Huesca capital por la covid, con su familia, y fue un modo de reencontrarse con la naturaleza y también de sentir la libertad. Además, en esta ocasión estaba nevado, lo que embellecía el paraje.

Malo destaca que se trata de una excursión fácil y muy familiar, que permite disfrutar de excelentes vistas y de la esencia del Pirineo,

El ibón de Estanés está dentro del término de Ansó, pese a que está bastante alejado de este. Y tiene el atractivo de quedar muy cerca de la frontera francesa y permitir acercarse a esa vertiente.

Cree que cualquier época es buena para disfrutar del ibón, tanto el verano como la primavera y el otoño o el invierno, cuando se ofrece la zona nevada. Malo destaca que las vistas que allí hay son espectaculares y es uno de esos lugares que se dan para “desconectar”.

El jugador del Bada Huesca ensalza el valor que el Pirineo le da a la provincia, y comenta que los compañeros del equipo de otros territorios siempre están deseando subir a conocer lugares. 

Etiquetas