Comarcas

DÍA DE ARAGÓN

Núcleo de leyendas, tradiciones y un gran patrimonio cultural y artístico

Ayerbe alberga historias de ilustres personajes como Santiago Ramón y Cajal

Chesús Jiménez explica a un grupo de escolares las ruinas del antiguo castillo de Ayerbe
Chesús Jiménez explica a un grupo de escolares las ruinas del antiguo castillo de Ayerbe
S.E.

Adentrarse en la localidad de Ayerbe supone descubrir algunos de sus aspectos más populares como los toros de fuego, el paso de personajes ilustres como Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel de Medicina y Fisiología -que pasó años de su infancia en la localidad-, o visitar maravillas como las pinturas del santuario de la Virgen de Casbas, próximo a la población.

Su vecino Chesús Giménez da buena cuenta de aspectos destacados o curiosos de la localidad, como el hecho de que Ayerbe y la población monegrina de Lanaja comparten la leyenda del famoso toro de oro. “Cuando los musulmanes vivían en el castillo de Ayerbe, ante la premura de tener que irse de la localidad, ocultaron un toro de oro, que se supone que está escondido en algún lugar” de donde se ubicaba la fortaleza, en el monte de San Miguel. Varias personas han tratado de hallarlo sin éxito, comenta.

Otra de las curiosidades que llama la atención en Ayerbe tiene que ver con la torre románica, “que es el único resto que queda de la colegiata de San Pedro”, mientras que hay otra en la plaza Ramón y Cajal, de estilo barroco. “Cualquiera que visite Ayerbe verá dos torres sin ninguna iglesia, y a cambio verá una iglesia pero sin torre”, explica.

El núcleo dispone de dos plazas, la de Aragón, llamada “plaza alta”, y la de Ramón y Cajal, conocida como “plaza baja”.

También destaca que Ayerbe incluye una casa infanzona denominada “Casa Carcavilla” que tiene sala de teatro en su interior e integra el escudo de los Soler. Una vivienda particular que todavía conserva el escenario y que hacía las veces de salón de baile.

Un aspecto básico es el toro de fuego en las fiestas, común a otras poblaciones, “aunque en el caso de Ayerbe lanza unos cohetes borrachos que se conocen como carnicrabas, por ser más fuertes que los de otras poblaciones”, explica Chesús Giménez.

Cerca de Ayerbe, destaca el santuario barroco de la Virgen de Casbas, que guarda en su interior unas espléndidas pinturas, que han hecho que el templo se conozca como la Capilla Sixtina del Alto Aragón.

Además, destaca la ermita románica de Santa Lucía, “cuya cabecera en planta tiene una forma de trébol y en el interior aparenta ser más larga de lo que se ve desde fuera”, describe Giménez. 

Etiquetas