Comarcas

la ribagorza

Muere Lola, el último cisne y un símbolo del lago de Eriste

Se desconoce si ha sido por edad o por una pelea, ya que se había vuelto "cascarrabias" después de que su compañero Paco muriera en la riada de 2013

Lola, el cisne del lago de Eriste era muy conocido y fotografiado
Lola, el cisne del lago de Eriste era muy conocido y fotografiado
Marcos Rufat

Lola, el cisne del lago de Eriste, descansa desde este sábado en la orilla después de casi 30 años nadando sobre sus aguas. Tras perder a su pareja en la última gran riada del Ésera, este "símbolo" del embalse se había vuelto más territorial y todo apunta a que su muerte podría deberse a una pelea con otro animal, tal vez un perro, o a la edad.

El alcalde de Sahún, José Luis Rufat, confirmó que el animal habría muerto el viernes, si bien fue hallado y enterrado este sábado en la orilla del embalse de Eriste, o "el lago", como prefiere llamarlo. Rufat incide en lo popular que se había hecho este animal, por su belleza, más que por su carácter y, sobre todo, por el entorno en el que vivía. "Por supuesto, todos los vecinos la conocíamos, pero llamaba mucho la atención de los turistas que la fotografiaban sin cesar. El paseo en torno al lago es uno de los más transitados por las familias que vienen al valle", comentó el alcalde.

Sola desde que perdió a su compañero Paco en 2013, Lola era bastante longeva dentro de su especie. "Yo calculo que tenía casi 30 años, que es lo que suelen vivir estos animales. Su compañero desapareció en la riada y, como los cisnes se emparejan de por vida, se volvió más cascarrabias y era muy territorial. Había atacado a algún perro, por eso puede ser que muriera peleando con alguno o tal vez por la edad", explicó el alcalde.

Rufat: "Para nosotros, era un símbolo. Pasearas cuando pasearas, la veías siempre"

Su majestuosidad, que la hacía resaltar sobre las 3 o 4 familias de pato que se han instalado en el embalse de Eriste en los últimos años, la habían convertido en todo un emblema de la zona. "Para nosotros, era un símbolo. Pasearas cuando pasearas por la zona, la veías siempre. Nadando, en la orilla", agregó el edil ribagorzano.

¿Habrá nuevos cisnes?

Aunque es pronto para pensar en sustituirla, Rufat no descartó introducir de nuevo cisnes en el lago, donde además se van a realizar actuaciones medioambientales a corto plazo. "En un par de años empiezan las obras de la depuradora de Benasque y también habrá depuradora en Eriste. Así que tendremos unas aguas cristalinas con una excelente zona de baño en pleno Pirineo, donde tal vez vuelva a haber cisnes", aventuró.

En este sentido, comentó que de momento no se va a acometer esta inversión -una pareja ronda los 3.000 euros- aunque no descartó que se impulse algún Crowdfounding a través de la asociación de vecinos.

Etiquetas