Comarcas

INTERVENCIONES EN MONTAÑA

Aumentan los rescates en la provincia por las salidas desde el día de San Jorge

Los efectivos de la Guardia Civil han auxiliado a cinco personas en el Pirineo durante el fin de semana pasado

[[[DDAARCHIVO]]]
Helicóptero de la Guardia de Huesca durante una intervención.
Guardia Civil

La mayor actividad en la montaña durante el fin de semana pasado ha dado lugar a un incremento de los rescates desde el viernes pasado, festividad de San Jorge, con cuatro intervenciones en las que los agentes han auxiliado a cinco personas, de las cuales tres son vecinos de Huesca y los dos restantes de Zaragoza y Teruel.

La intervención más complicada se produjo con la situación de un alpinista que se había quedado enriscado mientras realizaba el descenso del pico Balaitus del sábado, por la ruta de la Gran Diagonal, en Sallent de Gállego, al no podía moverse debido a la verticalidad del lugar y el frío.

Tras solicitar ayuda al teléfono de emergencias, acudieron especialistas del Ereim de Panticosa y la Unidad Aérea de Huesca quienes localizaron al alpinista en medio de una pared de terreno de nieve, hielo y roca descompuesta, bastante vertical y con grandes bloques sueltos, informan fuentes de la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Huesca.

Los pilotos de la aeronave se vieron obligados a realizar un ciclo de grúa con un especialista que extremó las precauciones para no tirar ninguno de los grandes bloques de piedra que tenía encima la persona enriscada debido a las ráfagas de viento.

Al final, el especialista colocó el arnés al alpinista enriscado, un hombre de 32 años, vecino de Teruel, que se encontraba fuertemente conmocionado con signos de hipotermia por el frío y al viento.

Tras realizar un ciclo de grúa fue evacuado ileso de la zona hasta el embalse de La Sarra donde el montañero disponía de su vehículo particular.

El mismo sábado, especialistas del Sereim de la Guardia Civil de Jaca con la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061 auxiliaron a una mujer de 47 años y vecina de Huesca, que realizaba un recorrido de montaña cerca de la gruta helada de Lecherines, en Canfranc, y había sufrido una posible fractura de tobillo mientras se encontraba acompañada por otras tres personas.

Una vez localizado el grupo y la accidentada, los especialistas la evacuaron hasta el Hospital de Jaca para pruebas y cuidados.

Rescates del viernes

La Guardia Civil realizó otras dos intervenciones el pasado 23 de abril. En la primera de ellas, el Refugio de Respomuso, en Sallent de Gállego, avisaba a las 19 horas del jueves 22 de abril que una persona había sufrido un fuerte golpe en una rodilla por una caída que le impedían realizar el descenso por sus propios medios y solicitaba su rescate.

Al no ser urgente este rescate, se acordó que la evacuación se realizase durante la mañana del día 23 de abril.

Hasta el lugar llegaron agentes de la Guardia Civil de Montaña del Ereim de Panticosa, con el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y el enfermero del 061. Una vez allí, se evacuó al guarda, un vecino de Huesca, de 31 años, hasta la Helisuperficie de Panticosa y desde allí hasta su domicilio.

También el viernes la Central del 062 de la Benemérita de Huesca recibió un aviso que informaba de una persona presentaba una posible fractura de tibia y peroné como consecuencia de un accidente mientras realizaba la vía ferrata de Foradada del Toscar.

Hasta el lugar acudieron especialistas del Greim de Benasque con el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y enfermero del 061. Una vez en la zona, se localizó a la accidentada y su acompañante y la mujer herida, de 33 años y vecina de Zaragoza, fue evacuada hasta el Hospital San Jorge de Huesca.

Su acompañante, un hombre de 29 años y vecino de Huesca, resultó ileso. 

Etiquetas