Comarcas

TURISMO EN LA PROVINCIA

Las visitas al Pirineo y sus enclaves marcan un animado puente festivo

El tiempo ha acompañado a los vecinos de las tres provincias en los últimos dos días, aunque este domingo llueve en algunas zonas

Aparcamiento del Parque Nacional de Ordesa
Aparcamiento de Ordesa este sábado
S. E.

El buen tiempo y el turismo familiar y de día en la provincia de Huesca han marcado las dos últimas jornadas del puente festivo de San Jorge, aunque este domingo llueve en algunas zonas. Las reservas hoteleras han sido moderadas pero se ha notado una importante actividad en restaurantes y salidas para disfrutar de la naturaleza o el patrimonio.

En la Jacetania, se cumplieron las previsiones de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA) y en buena medida “ha habido cierto movimiento, sobre todo en la hostelería”, durante el fin de semana, gracias básicamente “a los visitantes de Aragón con una segunda residencia en la zona y a los turistas que han realizado viajes en el día”.

Los visitantes de núcleos como Jaca, Canfranc Estación, Villanúa, Hecho o Ansó se han interesado por el patrimonio y la naturaleza, dejándose ver por las terrazas de bares y restaurantes. También, han hecho acto de presencia en supermercados, comercios o gasolineras.

Por lo demás, la ocupación hotelera de Jaca y su entorno más inmediato resulta muy bajo, debido a que el turista de Aragón solo supone el 15% por estas fechas. “La mayoría de los hoteles siguen cerrados” y se preparan para la campaña de verano. Los grandes hoteles “continúan derivando reservas de clientes” hacia los más pequeños, que han visto ligeramente aumentada su actividad, al igual que los cámpines y las autocaravanas, unas alternativas que cobran fuerza a causa de la pandemia.

Quienes han visitado este puente la comarca del Alto Gállego han podido disfrutar de la oferta turística de este territorio, acompañados de buen tiempo y buenas temperaturas. Hay que destacar el turismo de día y la apertura de las segundas residencias, que han estado muy concurridas, así como las casas rurales y los cámpines. Los hoteles han contado con una ocupación entre el 30 y el 40 %.

La directora del parque de Lacuniacha, Raquel Betanzos, comentó ayer a este diario que está siendo “un puente bueno y muy animado”. Los hoteles han contado más bien con reservas de última hora. Restaurantes y bares también han estado muy animados con aforos llenos, con lo marcado por la normativa covid.

Los visitantes se han decantado, principalmente, por visitar las pasarelas de Panticosa recientemente inauguradas, así como por el parque de Lacuniacha, la tirolina Valle de Tena en Hoz de Jaca, el balneario de Panticosa, la Senda de Izarbe, y por paseos y excursiones por las rutas y senderos marcados por toda la comarca. También los han frecuentado los amantes del deporte de la BTT y ciclismo de carretera.

Además, hay que destacar la afluencia de público que ha acudido a las actividades organizadas en torno al día de San Jorge, como mercadillo de libros o espectáculos para el público infantil, y las representaciones de teatro que se han organizado en Biescas y en Sabiñánigo.

El puente de San Jorge ha atraído a Ribagorza a muchos menos turistas de lo habitual, aunque sí se ha dejado notar, sobre todo, en el valle de Benasque, donde se nota bastante animación desde el jueves.

Desde la Oficina de Turismo benasquesa destacaron que, dado que muchos establecimientos turísticos están cerrados en la villa de Benasque, principalmente los más grandes, los turistas se han repartido mucho más por todo el valle. “No es como en Semana Santa, que la mayoría estuvieron en el propio Benasque, ahora están por pequeños pueblos”, detallaron.

Destacaron que, sobre todo, es turismo aragonés y mayoritariamente de Zaragoza. “En muchos casos, sigue habiendo gente que nos conoce y no había estado por esta zona del Pirineo y esto que son de Huesca y Zaragoza”, explican desde la oficina benasquesa.

Respecto al tipo de estancia, especifican que quienes vienen de Zaragoza están tres e incluso cuatro noches en la zona estos días, si bien muchos altoaragoneses hacen visitas en el día. Cifran la ocupación de los establecimientos en un 50% y destacan que, junto al turismo familiar, mayoritario en las pasadas vacaciones de Semana Santa, está el turismo de deportistas. “Hay mucha gente que viene a hacer travesía aprovechando las últimas nevadas y están disfrutando mucho”, comentan, aludiendo además a que las condiciones meteorológicas, pese a que se ha nublado en algún momento, están respetando estos días de puente de San Jorge.

En Alquézar se ha notado mucha afluencia de visitas como reflejan el paso de 1.100 personas el Día de San Jorge y a falta del cierre de ayer, unas cifras similares, como señala el alcalde de la población, Mariano Altemir.

El regidor expresa que durante todo el fin de semana “el pueblo ha estado lleno de gente, en su mayor parte de Zaragoza o de su área metropolitana” que integra otros atractivos como el casco histórico medieval o la Colegiata, que lo convierten en uno de los destinos de la provincia con más afluencia durante este fin de semana.

“Las pasarelas de Alquézar es uno de los atractivos más importantes que tiene la provincia”, comenta el alcalde.

El desplazamiento corto de un día se mantiene como el más importante. “Hemos notado cómo las 1.000 plazas de parquin se han llenado en torno a las 10:30 o las 11 de la mañana”, destaca el regidor municipal.

Este repunte de la actividad turística después de la Semana Santa, “es un motivo ilusionante para la gente que vive del turismo o del sector servicios y se ha trabajado mucho y bien durante todos estos años”.

En la comarca de Sobrarbe, el movimiento se mantiene en desplazamientos de día en una jornada en la que el tiempo acompañó ayer de nuevo a los visitantes. Según la presidenta de la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe, Paz Agraz, “la gente viene a pasar el día en el Pirineo” sin llegar a niveles como los de Semana Santa. “Para el sector empresarial siempre es una alegría poder trabajar y levantarnos de toda esta crisis que ha provocado esta pandemia”, subraya.

La directora del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Elena Villagrasa, explica que el acceso al espacio protegido no se ha tenido que cerrar por el exceso de visitantes, en especial, en el parquin de la pradera de Ordesa, donde ayer hubo 367 vehículos, 160 en Pineta, 47 en Tella, 17 en Revilla, 27 en Sesa, 15 en Añisclo-La Tella y 96 en San Úrbez.

El castillo de Loarre también ha registrado buenas cifras de afluencia con 750 visitantes el Día de San Jorge y alrededor de 400 ayer con “un tiempo algo más fresco y al ser un día laboral para otras personas”, explica Lorena Laguna, gerente de Loarre Turismo Activo S.L.

Alumnos del ciclo superior de Turismo del IES San Lorenzo de Huesca han participado estos días en la recreación de personajes históricos en la fortaleza, “que ha tenido muy buena acogida”.

Etiquetas