Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

El Plan Remonta retiene habitantes en el Pirineo y cae la petición de ayudas sociales

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Convocadas en el BOA las ayudas del Plan Remonta para el sector de la nieve
Ribagorza y Alto Gállego se han beneficiado del Plan Remonta del Gobierno de Aragón.
S.E.

Ayuntamientos del Pirineo han contratado desde febrero a 502 trabajadores en paro afectados por el cierre de las estaciones de esquí. Gracias a estos empleos, algunos habitantes se han podido quedar en el territorio y, además, comarcas como la del Alto Gállego y Ribagorza han visto cómo se reducía en paralelo la petición de ayudas sociales.

De los 501 contratos, en Alto Gállego se han realizado 211; 180 en Jacetania; 70 en Ribagorza y 40 en Sobrarbe. En el Alto Gállego, Panticosa es el ayuntamiento que más personas ha contratado, con 58; seguido de Sallent de Gállego con 45, Sabiñánigo con 41 y Biescas con 34. Además, también han dado trabajo Caldearenas (2), Escarrilla (13), Hoz de Jaca (3), Piedrafita de Jaca (2), Sandiniés (2), Tramacasilla de Tena (3) y Yésero (2).

En Jacetania, Jaca ha efectuado 99 contrataciones, 34 en Canfranc y 24 en Villanúa. En el resto: Ansó (2), Aragüés del Puerto (2), Bailo (2), Borau (1), Canal de Berdún (3), Castiello de Jaca (7), Santa Cilia (4), y Valle de Hecho (2). En Sobrarbe, se han contratado a 40 personas: Aínsa-Sobrabe (15), Boltaña (7), Broto (6), Fiscal (5), La Fueva (2), Laspuña 83) y Puértolas (2).

En Ribagorza, se hace una valoración “muy positiva” del Plan Remonta, cuyas contrataciones -70 en la comarca- concluyen el mes próximo. Benasque es el ayuntamiento que más contratos ha hecho: 43. Además, Benabarre (4), Campo (4), Castejón de Sos (5), Bonansa (1), Graus (5), Lascuarre (1), Liri (1), Sahún (4), Seira (3), Sesué (1) y Villanova (1). La DGA suscribió el convenio con la Diputación Provincial de Huesca, que ha subvencionado el Plan con 525.000 euros, y con la de Teruel.

El presidente ribagorzano, Marcel Iglesias, cree que llegó en el mejor momento y ha permitido paliar las consecuencias de la inexistente temporada invernal. “Tenemos que hacer una valoración muy positiva porque hemos notado sus frutos. Tras el parón turístico del invierno, era importante dar empleo y una solución a las familias de los trabajadores afectados”, comentó Iglesias. “Tenemos una visión en este momento más optimista, por la apertura de la movilidad y el avance de la vacunación. Esperamos una buena campaña de verano porque, además, al Plan Remonta se suman los dos planes que ha habido de hostelería y el plan extraordinario que va a haber para el sector de la nieve. Es verdad que a todos nos hubiera gustado que hubiesen llegado más deprisa, pero son de los más potentes”, consideró.

El Plan Remonta ha supuesto en Ribagorza una reducción de las solicitudes para ayudas sociales y de urgencia a los servicios sociales comarcales que pasaron de las 29 de febrero o las 33 de marzo, a las 16 de abril. En cualquier caso, la Comarca, como aprobó el Consejo Comarcal este jueves, ha cuadruplicado la cuantía destinada a estas ayudas que pasa de 15.000 a 60.000 euros. “Después del verano, hubo unos meses más flojos, pero a medida que se acercaba el invierno y no arrancaba la temporada, subieron las solicitudes. Con la entrada del Plan Remonta se suavizó, aunque hemos reforzado el presupuesto para ayudas”, explicó Iglesias.

Benasque es el municipio ribagorzano con mayor número de contrataciones. “Nos fijamos el tope de 50 y cumplieron los requisitos 43 personas”, precisó el alcalde, José Ignacio Abadías. “Desde que se constituyó el Plan Remonta está siendo muy positivo y está paliando la situación de muchas familias. La gente que se ha inscrito está trabajando muy bien, está siendo muy diligente y tiene mucho interés”, consideró.

Abadías, defensor del plan desde su concepción, consideró que la dificultad de su tramitación no es reseñable. “De los 5 administrativos que contratamos con el propio plan, dos de ellos se han encargado de la gestión, coordinando las contrataciones. La verdad es que se ha funcionado de maravilla. Ha sido totalmente positivo para ambas partes, para la gente que se ha inscrito, ha tenido un desahogo económico y también para nosotros, para poder llegar a cosas que con la plantilla normal no se llega”, concluyó.

En la Comarca del Alto Gállego, el Plan Remonta ha reducido las peticiones de ayudas sociales de urgencia, frente a la covid, una línea extraordinaria dotada con 60.000 euros que sacó en febrero. Están destinadas a sufragar gastos de vivienda, alimentación y energía, principalmente.

Desde los Servicios Sociales comarcales explican que, con la puesta en marcha del Plan Remonta, las demandas de dichas ayudas se han frenado. En la zona de Sallent de Gállego y Panticosa se ha observado una menor demanda para alimentación y energía, y en Biescas, este mes de mayo no se ha cursado ninguna solicitud. En el caso de Sabiñánigo, comentan las mismas fuentes, el nivel de necesidad se mantiene, aunque baja ligeramente la demanda.

El importe máximo de estas ayudas se establece en 1.200 euros por beneficiario en la anualidad 2021, por lo que están en vigor hasta el 31 de diciembre. Cuando finalice el Plan Remonta, “las solicitudes podrían subir si la economía en la zona no se relanza”. También se han visto reducidas las demandas de asesoría psicológica y de asesoría social “porque lo que ha aportado es un impacto tanto a nivel económico como emocional, a nivel de bienestar del ciudadano, y en lo importante que es tener un trabajo, una actividad”, dicen desde Servicios Sociales. 

Etiquetas