Comarcas

Olona percibe una "marcha atrás" respecto al consenso de la reforma de la PAC

El consejero incide en que va a seguir defendiendo la abolición de los derechos históricos 

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona
El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona
E.Press

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha afirmado que percibe en el Ministerio del ramo una "marcha atrás" respecto al consenso alcanzado previamente para la reforma de la Política Agraria Común (PAC) en España.

Olona se ha reunido este miércoles con las organizaciones agrarias aragonesas y representantes políticos que en 2018 firmaron la 'Posición de Aragón sobre la reforma de la PAC' un documento que, hace unas semanas, pusieron al día para hacerlo llegar al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. En el encuentro, celebrado en el Edificio Pignatelli, han participado representantes de PSOE, CHA, Podemos, Ciudadanos, IU, UAGA-COAG y UPA.

Desde la Consejería se ha convocado esta reunión para, en palabras del consejero, "confirmar el compromiso del Gobierno de Aragón con el acuerdo al que ya llegamos en 2018, y en especial con las dos cuestiones que para nuestra Comunidad son irrenunciables, que son la supresión de los derechos históricos y una redistribución de las ayudas en favor de los agricultores profesionales y el modelo familiar". Ha insistido en que "esto último no será posible si se mantienen los derechos históricos".

Olona ha manifestado su preocupación porque ha dicho estar percibiendo que, desde el Ministerio, "se está produciendo una marcha atrás" sobre el consenso que ya existía. "Confío en que se vuelva a las líneas progresistas que ya se habían alcanzado".

"Esta postura que lidera Aragón es compartida por una amplísima mayoría, pero se está produciendo una fuerte oposición por parte de algunas comunidades autónomas y corremos el riesgo de que pase lo mismo que en 2013, que no se lleve a cabo la reforma que debe acabar con los derechos históricos y que facilite la redistribución de las ayudas para los agricultores profesionales", ha apostillado.

Joaquín Olona ha añadido que esta oposición no se da solo por parte de algunas comunidades sino que "el ministro no está teniendo apoyo por parte del propio sector y esto es un gravísimo problema". "No entiendo que colectivos que representan a los agricultores profesionales no apoyen la supresión de los derechos históricos".

El consejero ha calificado de "contrareforma" la situación que se produjo en la última reforma, en el 2013, que "generó problemas e insatisfacciones". Por ello, "no podemos esperar a la próxima reforma en 2030, porque ya no se si quedarán agricultores para entonces. No podemos perder esta gran oportunidad para modernizar, adecuar y adaptar la PAC en favor de los agricultores y ganaderos profesionales".

Olona ha querido reunir a todos los firmantes del acuerdo para trasladarles la situación en la que se encuentra el nuevo Plan Estratégico para la PAC 2023-2027. La postura final iba a fijarse el próximo 11 de junio en un Consejo Consultivo anunciado por el Ministerio de Agricultura. Sin embargo, el bloqueo de las negociaciones en Bruselas ha hecho que todo el calendario se viera frenado.

Olona ha señalado que confía en que la demora sirva para que se avance en las reformas que propone Aragón. En este sentido, ha afirmado que "si el acuerdo se retrasa un mes en favor de las posturas que estamos defiendo no es grave", aunque ha manifestado su preocupación porque esa cumbre se aplace hasta septiembre.

También ha aludido a las discrepancias de muy distinto tipo que mantiene con la propuesta comunitaria para la nueva de la PAC y en las que ha apoyado al ministro Planas ante "la ambición ambiental excesiva" que se defiende desde Bruselas.

"Nadie discute que la PAC tiene que contribuir a mejorar la integración ambiental de la agricultura y la ganadería, pero lo que no cabe es someter a los agricultores y ganaderos a un esfuerzo ambiental que haga que la PAC, en vez de ser una ayuda, termine siendo una carga".

El consejero ha cifrado en unos 20.000 los agricultores profesionales de los 40.000 beneficarios de la PAC que hay en Aragón. Sobre este punto, "no estoy diciendo que solo cobren los profesionales, pero sí pienso que deben tener preferencia", ha precisado.

Antes de comenzar la reunión, los representantes de las organizaciones agrarias presentes también han concretado sus posturas. El secretario general de UPA en Aragón, José Manuel Roche, ha lamentado que "una vez más la presión política puede más que la de los agricultores, y no se mira por destinar estos fondos a los agricultores y ganaderos que viven del campo sino porque las comunidades autónomas no pierdan presupuesto de la PAC. La PAC no es de las comunidades, la PAC es de los agricultores y los ganaderos".

"Hoy venimos a reforzar ese acuerdo que firmamos en 2018 que defiende un modelo de agricultura familiar y profesional", ha esgrimido y, respecto a la reforma final de la PAC, ha aclarado que "es preferible que no haya acuerdo a tener un mal acuerdo".

El secretario general de UAGA, José María Alcubierre, se ha mostrado muy crítico con el ministro Planas: "Estamos mucho mas lejos de la reforma que firmamos y nos sentimos engañados. Estamos muy preocupados el giro que ha dado el Ministerio porque vemos que no hay una defensa de los agricultores profesionales y nos va a poner en serio riesgo en el futuro".

Respecto a la reunión ha señalado que acude "con ganas de seguir luchando y de hacerle ver al Gobierno central y a la opinión pública que las cosas tienen que cambiar, no se puede mantener lo que se hacía hace 20 años. Hay que apoyar una agricultura profesional y familiar, competitiva pero también social de gente que vive en los pueblos y mantiene un Aragón vivo, no un Aragón vacío".  

Etiquetas