Comarcas

SECTOR PRIMARIO

Olona aboga por seguir defendiendo el apoyo a la agricultura familiar

El consejero de Agricultura insiste en la eliminación de los derechos históricos

El consejero de Agricultura, Joaquín Olona
El consejero de Agricultura, Joaquín Olona
E. PRESS

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, se ha pronunciado en relación al acuerdo de reforma de la Política Agrícola Común (PAC), aprobado este lunes por el Consejo de ministros de Agricultura de la UE.

Olona considera que el acuerdo debería haber sido más ambicioso en el apoyo a las rentas de los agricultores del modelo familiar y profesional. “Me hubiese gustado que la agricultura familiar y profesional hubiese contado con el mismo apoyo y ambición de la que las instituciones europeas han hecho gala en materia ambiental”, ha señalado el consejero.

Para Olona hubiera sido muy deseable que el acuerdo al que han llegado las instituciones europeas hubiera sido mucho más coherente con las propias recomendaciones de la Comisión Europea nos está trasladando a los Estados miembros –y en particular a España- en relación con la necesidad de avanzar en la convergencia. “Avanzar en la convergencia no es otra cosa que acabar con los derechos históricos, por lo tanto, me parece un acuerdo poco ambicioso en este sentido”.

Si bien, Olona cree que el acuerdo “no impide la consecución de los objetivos marcados desde Aragón -tales como la supresión de los derechos históricos, la reducción del número de regiones y la concreción en el apoyo en el modelo familiar y profesional-, considera que “no lo va a facilitar” y confía que el amplio margen de flexibilidad que la UE concede a los Estados miembros “lo sepamos aprovechar en España para que la nueva PAC –configurada a través del Plan Estratégico Nacional- sea en beneficio de la agricultura familiar, de los agricultores profesionales y en definitiva de quienes más necesitan el apoyo a las rentas que se el problema fundamental y central que tiene los agricultores”.

El consejero no cuestiona la necesidad de avanzar en la integración ambiental de la agricultura, sin embargo, estima que “esta integración, por sí misma, no implica necesariamente ni que la situación de los agricultores mejore ni que las ayudas se concentren en los agricultores profesionales y las explotaciones familiares tal y como defendemos desde Aragón”.

Etiquetas