Comarcas

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Pionera y comprometida, la operadora aragonesa Embou sigue apostando por Huesca

Su mayor despliegue de red en estos años se ha llevado a cabo en la provincia altoaragonesa

Instalación de  fibra óptica en la provincia de Huesca con Embou.
Instalación de fibra óptica en la provincia de Huesca con Embou.
Embou

Reconocen que queda mucho por hacer, pero en Embou, operadora aragonesa de telefonía e internet, afirman que su apuesta por vertebrar el territorio aragonés y, concretamente, la provincia de Huesca, sigue siendo la misma que cuando empezaron.

Precisamente fue en La Ribagorza donde esta ‘start-up’ de la Universidad de Zaragoza comenzó a dar sus pasos allá por 2003 con el firme propósito de combatir la despoblación del medio rural a través de las telecomunicaciones. Actualmente, la empresa, del Grupo Más Móvil, cuarto operador de telecomunicaciones en España, sigue manteniendo su compromiso con la región altoaragonesa, donde Embou ha llevado a cabo un mayor despliegue de red. «Nuestra implicación con Huesca es total, dado que las instituciones han demostrado un gran dinamismo y hemos podido colaborar con ellas en múltiples proyectos», explica Etién Aldea, director de Marketing y Comunicación de Embou.

Gracias a ello, los estragos de la pandemia no fueron tan duros para muchas poblaciones oscenses en comparación con otras del ámbito rural, pues la red de la operadora aragonesa de telefonía e internet ya se había desplegado. Igualmente, la operadora trabaja ahora con velocidades que se adecúan al incremento del 80% de la demanda surgido desde el estallido de la covid-19. Por un lado, con hasta 600 Mb en fibra óptica y, de forma paralela, mejora su red inalámbrica para ofrecer velocidades en torno a los 100 Mb.

En total en Aragón, ya son más de 1.200 las localidades conectadas gracias a la operadora, de las cuales más de 560 lo hacen con fibra óptica, la más moderna y sofisticada tecnología. Se prevé que a final de este 2021 serán más de 630 los municipios que contarán con fibra óptica en toda la Comunidad. Por otra parte, desde el año 2020 facilita servicios de internet y telefonía en las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel, así como en las principales cabeceras de comarca.

De hecho, en Embou fueron pioneros en la instalación de banda ancha por entornos rurales y en apostar por la fibra óptica. Ahora, según Etién, las expectativas son buenas aunque cada vez hay más competencia en el sector». El director de Marketing y Comunicación recuerda a este respecto que en los inicios, hace 18 años, lo rural era un concepto todavía denostado, que ha evolucionado con el paso del tiempo hasta despertar el interés de las administraciones y la población en general. Esto también ha derivado en una mayor presencia de operadoras de telecomunicaciones en los pequeños municipios y en más concursos públicos de extensión de banda ancha a nivel comarcal.

Desde la operadora Embou insisten en que el apoyo de las instituciones y, concretamente, la puesta a disposición de fondos públicos, es crucial para que existan servicios de telefonía e internet en todo el territorio aragonés, puesto que la instalación de las redes todavía no es rentable en el ámbito rural. 

Etiquetas