Comarcas

ESTACIONES DE ESQUÍ

Unión del valle del Aragón en pro de un proyecto sólido para Candanchú

Incorporarse a Aramón o crear un consorcio público-privado, entre las opciones que se manejan

Encontrar una solución que asegure el futuro de Candanchú, bien sea entrando en el grupo Aramón o mediante la constitución de un consorcio público-privado, es el objetivo que se marcan empresarios y alcaldes del valle del Aragón, que formaron un frente común en favor de la estación durante la reunión de urgencia mantenida este  lunes, en la carpa del aparcamiento de Pista Grande, tras conocer la decisión del centro invernal de permanecer cerrado al menos durante el próximo invierno por motivos económicos que se han visto agudizados por la pandemia.

Somos conscientes de que el problema viene de hace años y no nos ha pillado por sorpresa. Sentimos que ha pasado el tiempo, que no se ha creado un proyecto sólido y ahora la situación es más grave”, ha comentado Lucas Sáez, en representación de los empresarios de Candanchú. “Si a todo esto le sumamos el problema del Covid-19, la situación ya es dramática. Los negocios están tan endeudados que muchos no saben si van a abrir y no se ve la luz al final del túnel”, ha continuado el empresario, entendiendo que se ha alcanzado a esta situación porque “han fallado las instituciones y la empresa privada”.

Llegados a este punto, “lo que toca es movilizar a la parte política y buscar una solución, una fórmula social para que, a través del Gobierno de Aragón, podamos asegurar el futuro de Candanchú”, según ha apuntado Lucas Sáez, subrayando que “no se puede entender la estación como una mercantil que solo mira unos beneficios, porque afecta al territorio y a la economía de miles de familias”.

“Lo que toca es movilizar a la parte política y buscar una solución, una fórmula social"

El futuro de Candanchú pasa por un cambio en la gestión y la modernización de las instalaciones, a juicio del empresario, que reclamó “el máximo apoyo de quienes han disfrutado y vivido de Candanchú durante los últimos años” y apeló a “la solidaridad de los demás valles” del Pirineo oscense, pidiendo que “se pongan en nuestra piel”, recordando que “otras estaciones, como Cerler, han pasado por este tipo de situaciones”.

Crear un futuro viable

Según el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, “al final, lo más importante es ser capaces de ir todos juntos, para buscar una solución lo más pronto posible, no solo para la apertura de Candanchú este año, sino para que su proyecto, que lleva estancado bastante tiempo y sin las inversiones necesarias, pueda dar un cambio definitivo hacia un futuro que sea claro y que genere la economía que el valle necesita”.

“Y si dijéramos que esto viene derivado de la pandemia, estaríamos cometiendo un error. Es evidente que desde hace tiempo la situación de Candanchú es delicada”, ha contunuado el primer edil, recordando que “el territorio apostó por la unión física de Candanchú con Astún” (como paso previo a una conexión del valle del Aragón con Formigal) y añadiendo que “hay que empezar a dar pasos para crear un futuro con viabilidad”.

Al valle del Aragón ya le toca. Otras provincias han tenido inversiones, no solo en la nieve, desde hace tiempo. Ha llegado el momento de que la apuesta por este valle sea definitiva”, declaró Juan Manuel Ramón, apelando a la unión de todos los agentes implicados “para que las estaciones tiren para adelante” y la actual propiedad de Candanchú reconsidere su decisión de no abrir en invierno.

“Confiamos en que hay margen para que eso pueda cambiar. Por eso, nos reunimos los ayuntamientos el pasado viernes, pidiendo una reunión con DGA y DPH, y ahora nos reunimos con empresarios para ir todos a una”, apuntó el primer edil, para el que urge encontrar soluciones “porque venimos de un año sin invierno, el verano se está salvando -pese a la fuerte incidencia de la pandemia del Covid-19- y la perspectiva de un invierno solo con Astún abierto lo vuelve a poner todo muy complicado”.

Para el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Luis Terrén, el encuentro celebrado en Candanchú también “sirve para mostrar la unión de todo el valle y poner en común las opiniones de la parte política y los empresarios”, en víspera de la reunión de este martes en la DPH y a la espera de recibir la convocatoria del Gobierno de Aragón, que “ya está trabajando en soluciones”.

Desde la reunión que tuvimos los alcaldes el pasado viernes (en Canfranc Estación), el tema se está moviendo rápido. Todas las partes han visto la urgencia que existe y somos optimistas”, afirmó el también alcalde de Villanúa, para el que “ahora lo que toca es escuchar a todos y buscar una solución consensuada para que pueda abrir la estación”.

Luis Terrén reconoce que “la pandemia lo ha agravado todo”, incluido el devenir del sector del esquí en el valle, agregando que la estación de Candanchú “llevaba una tendencia muy negativa”. En su opinión, su entrada en Aramón o la creación de un consorcio participado por DGA, ayuntamientos y agentes privados “daría estabilidad a la estación” y renovaría las esperanzas de los esquiadores o las familias cuya economía depende de la nieve.

Etiquetas