Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

La DPH invierte 2 millones de euros en obras para la mejora de la seguridad vial

Firma contratos para actuar en carreteras de los municipios de Siétamo, Laspáules, Jaca, Pomar de Cinca y Borau

Imagen del acceso a la localidad de Liesa
Imagen del acceso a la localidad de Liesa
JAVIER BLASCO/DPH

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha firmado cinco contratos para la ejecución de diferentes obras que supondrán una mejora en las condiciones de circulación en carreteras de La Hoya, Jacetania, Ribagorza y Cinca Medio. En total se van a invertir 2.057.861 euros.

La obra más destacada se desarrollará en Liesa, perteneciente al municipio de Siétamo. Allí, se va a construir una circunvalación para evitar que el tráfico que soporta la HU-V-3311, una gran parte pesado, pase por el casco urbano, pues la travesía actual es estrecha, sinuosa, peligrosa e incómoda. Las obras tienen un plazo de ejecución de 6 meses y supondrán una inversión de 798.900 euros. La nueva circunvalación tendrá 1,3 kilómetros y hará necesaria la construcción de un puente sobre el barranco del Rija.

El mismo plazo de ejecución tienen los trabajos que darán continuidad a los que ha venido desarrollando la institución provincial en la HU-V-3011 entre Binué y Avena (término municipal de Jaca). En esta fase, en la que se van a invertir 508.344 euros, se actuará en 1,3 kilómetros de esta vía, incluyendo la ampliación del puente sobre el barranco del Tollo, de tan solo cuatro metros de ancho y que se encuentra en mal estado de conservación. Una vez finalizadas las obras se conseguirá mejorar la seguridad tanto en el puente, que permitirá el paso de dos vehículos de manera simultánea, como en el resto del trazado

Por otra parte, la Diputación Provincial de Huesca va a mejorar los accesos a tres núcleos de población de Laspaúles (Villarué, Suils y Neril), mediante el refuerzo del firme y la señalización tanto horizontal como vertical. Con un presupuesto de 279.201 euros y 4 meses de plazo de ejecución, los trabajos comienzan en el cruce de la N-260 con las vías que llevan a las citadas poblaciones. En el caso de Villarué la actuación se llevará a cabo sobre una longitud próxima a 1,8 kilómetros, en el caso de Suils son 1,25 kilómetros y en Neril, cerca de 2 kilómetros.

Así mismo, se va a acondicionar la A-130 a su paso por Pomar de Cinca (término municipal de San Miguel de Cinca) mediante convenio con el Gobierno de Aragón. Una vía en la que se han hecho, por parte de la propiedad, diferentes actuaciones en los últimos años que no han evitado el deterioro de la misma, principalmente por el tiempo que lleva en servicio y por el importante volumen de tráfico pesado que la atraviesa a diario. Con un coste de 306.751 euros, los trabajos adaptarán el más de medio kilómetro de travesía a las necesidades actuales de este núcleo. Y es que, las aceras son insuficientes y la señalización, tanto horizontal como vertical, es escasa. Además, el firme está muy deteriorado, con numerosos baches y gravilla suelta, y existe un importante problema de drenaje en el cruce con la calle Mayor debido a que a este punto llegan todas las aguas de las calles anexas, provocando inundaciones cuando llueve mucho. El plazo de ejecución es de 5 meses.

Finalmente, la institución va a mejorar los muros de contención y sostenimiento en la carretera HU-V-2201 a su paso por Borau. Con un presupuesto de 164.665 euros y un plazo de ejecución de 4 meses, los trabajos tienen un doble objetivo: por un lado reparar y consolidar el hundimiento de parte de calzada y de la acera izquierda (que en este último caso también se ampliará, pasando de 5 a 6 metros de ancho), y por otro, reconstruir el muro de contención de la margen derecha de la vía. 

Etiquetas