Comarcas

ALTO ARAGÓN

Aragón apuesta por la unión de estaciones de esquí en Huesca

PP  y Ciudadanos celebran la decisión del ejecutivo autónomo y Chunta Aragonesas considera que la iniciativa propuesta está "abocada" al fracaso

Estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa
Estación de esquí Aramón Formigal-Panticosa

El Gobierno de Aragón ya tiene decidido acometer la unión de las estaciones de esquí con el respaldo de los 49 millones de euros que el ejecutivo autónomo tiene previsto solicitar a la Unión Europea, en el marco de los fondos de recuperación. Una actuación, según ha informado este domingo Heraldo de Aragón, que está previsto se realice en tan solo cuatro años con la unión de Candanchú-Astún y de Astún-Formigal, en las dos primeras fases y que se prolongará con la telecabina de Benasque y la ampliación de Cerler hacia el valle de Castanesa.

El presidente provincial del PP y portavoz en la DPH, Gerardo Oliván, ha manifestado su satisfacción por la voluntad institucional de retomar la unión de estaciones, un proyecto impulsado por los propios populares, hace ya una década, durante el gobierno de Luisa Fernanda Rudi.

Desde que estalló la crisis en Candanchú, que se sumaba a la crítica situación del sector derivada de la pandemia, el PP de Huesca ha insistido en que “no era suficiente improvisar una solución puntual —argumenta Oliván— si no venía acompañada de una estrategia a largo plazo”. Para los populares, la citada estrategia quedó plasmada, diez años atrás, en la iniciativa del gobierno aragonés del PP. Ya en ese momento, el ejecutivo de Rudi apostó por la unión de estaciones como “el mejor sistema posible para consolidar y desarrollar un sector económico absolutamente imprescindible”, insiste el presidente provincial.

Los populares lamentan que el proyecto se retome una década más tarde, lo que, a su juicio, ha supuesto una dilación muy arriesgada.

Oliván entiende que en ese plazo habría sido posible redactar los proyectos y superar las preceptivas declaraciones de impacto ambiental, como insistía el PP también durante el anterior mandato. El PP encuentra “cuando menos, preocupante” el rechazo frontal de CHA al proyecto, algo que, para Oliván, es un “indicio de inestabilidad” en el Ejecutivo. “Las manifestaciones de CHA ponen de manifiesto que el gobierno de Lambán se basa exclusivamente en un reparto de sillones, no en una confluencia de ideologías y menos aún en priorizar el interés de los aragoneses” concluye.

Por su parte, el líder de Ciudadanos en Aragón, Daniel Pérez Calvo, ha celebrado que su formación haya conseguido que el presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, se comprometa a impulsar el proyecto de ampliación de los dominios esquiables mediante la unión de las estaciones aragonesas.

Cs reclamó la semana pasada la unión de las estaciones y presentó una iniciativa legislativa en las Cortes de Aragón reclamando “consenso” para agilizar al máximo este proyecto.

El portavoz de Cs en la región insistió en que el futuro de la nieve pasa por unir las estaciones “para ser competitivos”.

Por su parte, Chunta Aragonesista (CHA) considera que la propuesta de unión de estaciones en el Pirineo aragonés “es un modelo abocado al fracaso” en un contexto cierto de cambio climático. Según Joaquín Palacín, presidente de CHA: “La nieve es ahora un sector estratégico en Aragón, por lo que debemos ser muy rigurosos a la hora de planificar su futuro para que pueda seguir teniendo un peso decisivo en las zonas de montaña, dado el impacto positivo que tiene en la creación de empleo ”. Por este motivo, considera que la prioridad está ahora en modernizar las estaciones de esquí, dotándolas de mejores servicios y accesos, mejorando la promoción turística para que se conviertan en una oferta más atractiva. Además es necesario seguir actuando en políticas que favorezcan la desestacionalización del turismo, aprovechando los recursos naturales de la zona” , ha subrayado.

Etiquetas