Comarcas

MEDIO AMBIENTE

Firme oposición de los territorios afectados por la línea de muy alta tensión Laluenga–Isona

El salón de plenos de Benabarre ha acogido este viernes una reunión de los alcaldes y presidentes de comarcas

Reunión de afectados por la línea este viernes en el Ayuntamiento de Benabarre.
Reunión de afectados por la línea este viernes en el Ayuntamiento de Benabarre.
E. F.

Coincidiendo con el último día de presentación de alegaciones, este viernes 22 de octubre, los alcaldes de los municipios afectados por la Línea de Muy Alta Tensión Laluenga-Isona y los presidentes de las cuatro comarcas en las que se alzan (Somontano, Litera, Cinca Medio y Ribagorza) se han reunido en Benabarre para manifestar su unidad total en la oposición al proyecto. Con el alcalde anfitrión y diputado en el Congreso, Alfredo Sancho, como portavoz, ha denunciado las afecciones que tendría no solo a nivel medioambiental, sino también económico y social. Además, y de la mano con la Plataforma Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica Laluenga-Isona, han anunciado una movilización conjunta en Benabarre próximamente, entre otras acciones contrarias a la línea.

Sancho ha aludido a la cantidad de alegaciones realizadas, desde los propios Ayuntamientos, de forma individual por parte de los vecinos y de manera colectiva, aunque consideró que no es suficiente. "Este es un punto de partida de una serie de alegaciones y acciones de oposición a la línea", ha dicho, recogiendo el sentir plasmado en las mociones aprobadas en los propios plenos consistoriales y comarcales en las últimas semanas. "Supone para el territorio una hipoteca de difícil resolución y es difícilmente explicable permitir un proyecto con semejantes afecciones medioambiental, sociales, económicas y que afecta a la población en un momento en el que todos hablamos de despoblación", ha lamentado refiriéndose a esta "amenaza".

Sancho ha explicado que atraviesa propiedades privadas, fincas, suelos agrícolas, terrenos municipales, forestales, en un momento en el que todavía no se ha superado la despoblación generada por las grandes infraestructuras energéticas de mediados del pasado siglo. “Nuestra provincia soporta ya una enorme carga de infraestructuras energéticas como embalses, centrales hidroeléctricas y grandes LAAT, causantes de nuestra despoblación y pérdida de posibilidades. No podemos competir con las grandes ciudades en servicios, pero sí ofreciendo calidad de vida y medio ambiente", ha comentado.

Promovido por Forestalia, este proyecto atravesaría en sus 152 kilómetros de longitud los municipios de Laluenga, Berbegal, Ilche, Castejón del Puente, Monzón, Almunia de San Juan, Azanuy-Alins, Peralta de Calasanz, Benabarre, Tolva, Viacamp y Litera y Puente Montañana, en la provincia de Huesca; y Tremp, Castell de Mur, Gavet de la Conca e Isona i Conca Della, en la de Lérida.

El proyecto, que incluye 6 centrales eólicas, 3 subestaciones eléctricas SET y 2 grandes líneas eléctricas de alta tensión, debería paralizarse por cuestiones medioambientales, ha considerado Sancho, quien no ha descartado acciones legales una vez resueltas las alegaciones. "Debería someterse a una evaluación ambiental estratégica, con fase de consultas previas, algo que no se ha hecho. Al contrario, casi se nos impone, con un trazado cerrado, solicitando directamente una Declaración de Impacto Ambiental, que por todo lo que ya hemos dicho debería ser desfavorable, y Autorización Administrativa Previa”, ha considerado.

Laluenga y Viacamp-Literá, de los más afectados por el proyecto

La alcaldesa de Laluenga, Cristina Juárez, ha denunciado que su municipio se ha visto "avasallado" por la línea. "Estamos debajo de una apisonadora", ha asegurado. Su homólogo ribagorzano, ha considerado que su pueblo no sobreviviría al proyecto. "Si se construye la línea, desapareceríamos", ha dicho Alfredo Pociello.

"Ya estuvimos a punto de desaparecer en los años 50 con la construcción de los pantanos y las centrales. Perdimos más de la mitad de la población. Con el tiempo, hemos ido recuperando, pero las afecciones medioambientales que plantea esta línea no nos haría viables", ha lamentado pidiendo protección para la especie humana en Viacamp-Literá. "El hombre aquí es la principal especie a proteger. Somos 30 habitantes en un municipio de más de 100 kilómetros cuadrados. La materia prima para el proyecto turístico de Viacamp-Literá es el Medio Ambiente, el Monumento Natural del Montsec", que ahora amenaza la línea. Las pilonas pasarían entre un barrio y otro del pueblo a 100 metros del castillo, declarado BIC. Habría afecciones a la flora y la fauna, ya que es una zona de influencia del quebrantahuesos. La línea estaría, además, a menos de un kilómetro de una ZEPA y un LIC. La ganadería y la agricultura, incluidas las truferas, también se verían afectadas.

"En Laluenga -precisó la alcaldesa- estamos afectados por la línea, por la estación, una set y placas fotovoltaicas. Somos un pueblo agrícola y ganadero que tenemos la suerte de tener agricultores jóvenes que se tendrán que ir", ha dicho Cristina Juárez sobre una línea que pasa a cien metros del pueblo y donde se prevén instalar placas solares en la extensión de 200 campos de fútbol.

"Si se declara de utilidad pública, se puede expropiar y la indefensión es absoluta", ha concluido. 

Etiquetas