Comarcas

COMITÉ NACIONAL

CHA propone la creación de una empresa pública aragonesa de energía

La formación, en su primer Comité Nazional, ha reclamado una adecuada planificación de los proyectos renovables

Chunta Aragonesista ha celebrado su primer Comité Nazional presencial desde el inicio de la pandemia.
Chunta Aragonesista ha celebrado su primer Comité Nazional presencial desde el inicio de la pandemia.
CHA

Chunta Aragonesista ha celebrado en Zaragoza su primer Comité Nazional presencial desde el inicio de la pandemia provocada por la covid-19. El máximo órgano entre asambleas ha respaldado la labor realizada por José Luis Soro desde el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón y ha aprobado un acuerdo relativo al modelo energético de CHA.

El documento considera la electricidad como “un bien esencial para la vida diaria de todas las personas” y defiende “una transición energética justa que no deje atrás a ninguna persona ni a ningún territorio, y establezca como principio el derecho humano a la energía, garantizando su acceso a un precio justo y asequible”. Además, se apuesta por una política para fomentar el autoconsumo, la creación de planes para que las ciudades también sean autosuficientes y el fomento de una cultura para el decrecimiento y optimización del consumo energético.

Joaquín Palacín, presidente de CHA, ha destacado su apuesta por un nuevo modelo energético aragonés, basado en tres pilares: “Adecuada planificación de proyectos de energías renovables, recuperación de los saltos hidroeléctricos y rechazo a las líneas de Muy Alta Tensión”.

Defendemos una planificación adecuada para la instalación de centrales eólicas y fotovoltaicas, teniendo en cuenta los impactos ambientales, paisajísticos, sociales y territoriales que estas instalaciones generan para que no se produzca una instalación masiva y sobredimensionada”, ha explicado Palacín. Para el presidente, el problema está en que los proyectos se presentan de manera fragmentada sin que haya una visión global del impacto que va a tener en Aragón la instalación de todos los proyectos en tramitación.

Por otro lado, el presidente de CHA considera fundamental “la reversión pública de las 15 concesiones caducadas de saltos hidroeléctricos en Aragón y la creación de una empresa pública aragonesa para su gestión, acabando con las políticas de nueva concesión a subasta para el aprovechamiento privado”.

“Esta medida permitirá recuperar la Soberanía Energética del territorio y compensar a los ayuntamientos afectados por la servidumbre de décadas por estas instalaciones, consiguiendo una disminución del precio de la electricidad, un mayor control público de las emisiones de CO2 y de la gestión del agua, y contribuyendo a lograr un mayor control sobre el precio de la energía”, señala.

Finalmente, Joaquín Palacín ha trasladado el rechazo de CHA a las líneas de Muy Alta Tensión, al considerar que “la energía debería producirse cerca de los principales puntos de consumo, en lugar de saturar el territorio aragonés de centrales de energías renovables con el objetivo de abastecer a grandes ciudades situadas a cientos de kilómetros”. “Hay que hacer protagonistas al territorio y sus habitantes y no rehenes de modelos depredadores del territorio que interesan solo a los intereses económicos del oligopolio energético”, ha reclamado.

Etiquetas