Comarcas

Política Hidráulica

Ecologistas recurre la sentencia que avaló la ejecución del embalse de Almudévar

La organización presenta un recurso de casación para que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre la obra

Imagen de archivo de la construcción del embalse de Almudévar.
Imagen de archivo de la construcción del embalse de Almudévar.
S.E.

La organización Ecologistas en Acción ha recurrido en casación la sentencia de la Audiencia Nacional hecha pública el pasado septiembre que avaló la construcción del embalse de Almudévar y rechazó la demanda de los conservacionistas, que pedían la nulidad de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y de la resolución ministerial de aprobación del expediente de información pública de la obra. Se calcula que hasta dentro de un año no se sabrá si el Tribunal Supremo (TS) admite o no el recurso. Mientras, los trabajos de construcción de la presa continúan y ya están ejecutados en más de 70%, estando prevista su finalización para septiembre de 2023, por lo que cuando se resuelva el recurso es más que probable que la obra esté acabada.

La decisión se los ecologistas de llegar hasta el Supremo se sustenta, fundamentalmente, en que consideran que la viabilidad técnica y económica del embalse continúa sin estar acreditada.

Chesús Ferrer, portavoz de Ecologistas, insiste que en el proyecto es “inviable” y un “fiasco”, por lo que “nos sentimos obligados a seguir adelante con este proceso aunque el despilfarro económico de su construcción ya está prácticamente hecho”.

Argumenta que “durante el proceso en la Audiencia Nacional ha quedado probado que” ha habido una falta de integración de costes, entre ellos los energéticos y medioambientales, en el proyecto", al tiempo que señala que la asociación siempre ha planteado “la duda” sobre los costes. “Se reconoce que esos costes existen, pero no se especifica quién los va a pagar”, destaca Ferrer.

Los ecologistas consideran que el tribunal “no ha entendido en qué consiste el proyecto del embalse de Almudévar y ha creído que las aguas provenientes del río Cinca no necesitarían un costoso bombeo para almacenarse en el embalse. A partir de este error, la sentencia resta importancia a las objeciones planteadas sobre la viabilidad técnica y económica del proyecto de embalse”, apuntan.

Ferrer abunda diciendo que “este embalse tiene el condicionante de que para que entre agua tendrían que estar llenos todos los embalses que abastecen a Riegos del Alto Aragón”

Sobre su viabilidad económica, Ecologistas señala que la Audiencia Nacional considera que “se da cumplimiento al principio de recuperación de costes, pese a que el informe de viabilidad de la CHE establece claramente que los beneficiarios del embalse solamente tendrían que afrontar la mitad de los costes de inversión, vulnerando el principio de recuperación de costes”.

Por todo ello, entienden que “este proyecto puede convertirse en otro ‘aeropuerto sin aviones’, al estilo de otros embalses construidos por la CHE en Aragón: El Val, Montearagón, La Loteta, Mularroya, Lechago… cuya patente inviabilidad ha quedado ya demostrada por la vía de los hechos”. l

Etiquetas