Comarcas

gestión pastoral

Barbastro-Monzón implanta un pionero sistema de gestión en las unidades pastorales

Contempla que las parroquias se hagan cargo de una parte del sueldo de los curas

Ascen Lardiés, José Huerva, Ángel Pérez y Marta Calavera, en la rueda de prensa de este miércoles.
Ascen Lardiés, José Huerva, Ángel Pérez y Marta Calavera, en la rueda de prensa de este miércoles.
Á.H.

El Obispado de Barbastro-Monzón implantará, a partir de enero de 2022, un modelo de gestión en las unidades pastorales de los cuatro arciprestazgos de la Diócesis que afectará al sostenimiento de parroquias y los gastos consiguientes, entre ellos contribuir de forma parcial al sueldo de los sacerdotes encargados en cada una de ellas. La nómina mensual es de 824 euros netos y de 600 euros la media entre jubilados y en activo, según el ecónomo diocesano, José Huerva, quien destacó que el sistema “es novedoso en el ámbito de la Iglesia española”.

Éste fue uno de los aspectos destacados en la rueda de prensa con el obispo Ángel Pérez, la vice-ecónoma Marta Calavera y la delegada de Medios, Ascen Lardiés, con motivo del Día de la Iglesia Diocesana que se celebrará el próximo 7 de noviembre. Dos palabras, “fidelidad y generosidad”, definen lo esencial de la jornada en la que el prelado apeló a la “corresponsabilidad propia de una gran familia donde todos son necesarios con aportaciones en donativos, oración, tiempo, servicio, dedicación y voluntariado cada día del año”.

En la misma línea está la necesidad de que las parroquias de cada unidad pastoral en los arciprestazgos de Sobrarbe-Ribagorza, Somontano, Cinca Medio-Litera y Bajo Cinca sean “sostenibles y solidarias”. En las reuniones del equipo de Economía y de Comunicación del Obispado con los consejos económicos en el arciprestazgo del Bajo Cinca se ha planteado la necesidad de “trabajar en común con los seglares para el sostenimiento de cada parroquia con objeto de cubrir los gastos y de tener remanente para afrontar imprevistos, además de ser solidarios con parroquias pequeñas en núcleos muy poco poblados”, según informó Huerva.

El proyecto y modelo de gestión se pondrá en marcha a partir de enero de 2022 y, aunque se iniciará en el Bajo Cinca, se implantará en todos los arciprestazgos de forma progresiva. Uno de los objetivos es que entre los gastos se aporte el 10 % del sueldo de los sacerdotes encargados, que es de 824 euros mensuales brutos; la media en el Obispado es de 600 euros entre sacerdotes en activo y jubilados. El porcentaje de esta aportación irá en aumento cada año hasta conseguir, “si fuera posible”, que cada parroquia pague el sueldo del sacerdote.

Hasta ahora, “la respuesta social ha sido buena en las reuniones que hemos tenido donde el apoyo de los seglares aumenta y es esencial porque todos somos Iglesia”. En este sentido, Barbastro-Monzón sigue entre las seis diócesis españolas que destacan por “transparencia y gestión” con situación saneada.

En el año 2020 gestionó un presupuesto de 4.261.114,73 euros de los que 1.413.500 proceden del Fondo Común Interdiocesano (asignación tributaria) y 1.326.367,53 euros de aportaciones de los fieles.

En el transcurso de la rueda de prensa, se puso de manifiesto la labor realizada por los 67 animadores de la comunidad que colaboran cada domingo con los 76 presbíteros. Además, 229 catequistas y 400 voluntarios de Cáritas Diocesana que facilitaron la posibilidad de atender a 11.111 personas en 33 centros diocesanos. En acciones para la defensa de la familia, se ayudó a 4.437 personas y se atendió a 4.859 para mitigar los efectos de la pobreza. En la misma línea de servicio diocesano, 946 personas acudieron a los centros de la Iglesia para la promoción de empleo y cerca del centenar recibieron cuidados en casas para ancianos, enfermos crónicos y personas con discapacidad.

A pesar de las limitaciones de la pandemia, fueron bautizados 206 niños, 415 recibieron la primera comunión, a 239 se les administró la confirmación y se celebraron 35 matrimonios. Las cifras facilitadas se completan con 2.379 alumnos y 183 docentes entre seis centros católicos concertados.

Etiquetas