Comarcas

ALTO ARAGÓN / SECTOR AGROALIMENTARIO

Menos producción y más rendimiento en la oliva

La vecería reduce a la mitad la cosecha y deja una calidad "extraordinaria" en la provincia

Olivas dispuestas para su recolección.
Olivas dispuestas para su recolección.
Rafael Gobantes

Tras un 2020 de récord en el cultivo de la oliva, la producción de este año acusará la vecería y la cosecha caerá a la mitad respecto a la pasada temporada. A pesar de esta importante merma, la calidad es “extraordinaria” en unos olivos altoaragoneses que se prevé que produzcan entre 5 y 6 millones de kilos -en 2020 se alcanzaron los 12 millones-.

“Todavía no estamos a la mitad de la cosecha y estamos un poco por debajo de las expectativas que habíamos previsto. En líneas generales, la campaña va a ser baja, pero no hay que olvidar el año pasado; yo no recuerdo un año en el que salieran tantas olivas y este año tocará pagar la vecería”, explicaba Jesús Escario, de la almazara Aceites Escario.

Aunque “cada vez se pone más remedio a la vecería” -fenómeno por el que un árbol que en una temporada produce mucho fruto, a la siguiente descansa y la producción se reduce significativamente-, sigue existiendo, y es una de las razones por las que los olivos tienen “más rendimiento” este año. “Un olivo tiene una cantidad de aceite determinada y la puede repartir para una cantidad de olivas pequeña o una cantidad de olivas mayor. El porcentaje no es el mismo”, explica Escario, quien también ejerce de catador en el panel de cata de aceite de oliva virgen de Aragón, cuya sede está en Alcañiz.

“La verdad es que están saliendo unas aceitunas de una calidad extraordinaria. Tienen un frescor y un frutado que llaman la atención”, valora, indicando que “los atributos son muy equilibrados y, entonces, los aceites también son muy equilibrados”.

Por su parte, José Antonio Salas, miembro de Asaja y responsable del área olivarera de la organización, explica que este año el rendimiento es mucho mayor que el del anterior.

“En 2020, las olivas produjeron entre el 13 y el 20 -litros de aceite por cada 100 kilos de oliva-, dependiendo de la variedad. Este año, por ejemplo, no se baja del 18 y en algunos casos estamos llegando hasta el 25”, anota Salas.

Este mayor rendimiento, Salas lo relaciona directamente con la vecería y, además, con que “están sanitariamente mejor”, ya que en 2020 “hubo muchas humedades”.

En cuanto a la producción, explica que en la comarca del Somontano, la zona altoaragonesa con mayor producción olivarera, tan solo se recogerán entre 2,5 y 3 millones de kilos. El año pasado, en esta comarca se superaron los 6 millones, registrando más de la mitad de la producción que hubo en la provincia.

Por último, explica el responsable de la producción olivarera que una campaña buena en el Somontano se sitúa entre los 4,5 y los 5 millones de kilos, por lo que el año pasado fue “una campaña excepcional” y la presente, “una campaña mala”.

Etiquetas