Comarcas

estaciones de esquí

Arranca el puente con todas las estaciones de esquí abiertas

Hay ganas e ilusión después de que la temporada pasada solo abriera Astún, Formigal estrenó ayer dos remontes, y Cerler, condicionada por el viento

Primeros esquiadores de la temporada en Formigal.
Primeros esquiadores de la temporada en Formigal.
Rafael Gobantes

Las cinco estaciones de esquí alpino del Pirineo altoaragonés están ya en funcionamiento, tras la apertura ayer de Formigal- Panticosa y Cerler, y los días anteriores de Candanchú y Astún, dispuestas a vivir un gran puente de la Constitución y la Inmaculada. Las pistas acumulan buenos espesores de nieve (de hasta 135 centímetros) y hay ganas de esquí, tras un temporada, la de 2019-2020, en la que a causa de la pandemia solo abrió Astún. Este año, la nieve ha llegado pronto y en abundancia, lo que permite afrontar la temporada en óptimas condiciones. Si se cumplen las previsiones meteorológicas, la capa de nieve irá en aumento, ya que para hoy sábado se prevé que las precipitaciones puedan alcanzar los 700-900 metros y los 500 mañana, subiendo a los 1.600-1.800 el lunes.

Fuentes de Aramón apuntaron que sus estaciones estrenaron ayer la temporada con esquiadores de los valles cercanos, pero también llegados de más lejos, en el caso del Valle de Tena de Navarra, donde este viernes ha sido festivo.

La estación de Cerler, que también ayer estrenó temporada, tiene espesores de nieve de hasta un metro a partir de la cota 2000.
La estación de Cerler, que también ayer estrenó temporada, tiene espesores de nieve de hasta un metro a partir de la cota 2000.
Aramón

Formigal-Panticosa arrancó, en una mañana con sol, con 100 kilómetros de pistas y estrenó los nuevos remontes. Cerler abrió con 12 kilómetros, condicionada por las rachas de viento que, sobre todo en altura, sopló durante buena parte de la jornada.

El alcalde de Sallent de Gállego, Jesús Gericó, dijo que abrir la estación “con un puente por delante de cinco días implica recuperar la ilusión de poder esquiar, aunque después de este año en blanco se hace hasta raro ver gente vestida de esquiador. La gente tiene ganas e ilusión y la nieve para nosotros es el motor, veremos qué pasa, de momento nos quedamos con la satisfacción de poder abrir”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria, avanzó que se espera estar “prácticamente al cien por cien, rozando el lleno”. La mayoría de los visitantes estarán entre 3 y 4 días en la zona, ya que hay quienes no disfrutan de festivo el martes. “Principalmente, las reservas son para el sábado, el domingo y el lunes”, detalló Ciria, quien espera “un buen puente en el que confluyen distintas situaciones favorables.

“La gente tiene ganas de nieve, han caída unas nevadas muy buenas estos días y la estación de Cerler celebra su cincuenta aniversario con la ampliación por Castanesa. Así, cogerá el valle de Cota 2000, el del Ampriu y el de Castanesa”, comentó ilusionado. “Se reúnen las condiciones para que la gente disfrute”, consideró.

Desde la Oficina de Turismo de Graus también se espera animación en la zona durante este puente festivo

Etiquetas