Comarcas

meteorología

El temporal deja más de 40 vías afectadas en el Pirineo

Cortes en cinco carreteras y en la N-330, en Hostal de Ipiés, más de cien vehículos han tenido que aparcar al no poder circular sin ruedas de invierno

La mala climatología ha condicionado este jueves la conducción en toda la área pirenaica. A medida que avanzaba el día, el número de vías afectadas por el temporal aumentaba debido a las acumulaciones de nieve y el riesgo de aludes que, por precaución, hacía cortar el tránsito en algunos puntos.

A primera hora de la mañana, alrededor de una veintena de carreteras presentaban incidencias y limitaban el paso a los turismos, prohibiendo así la circulación de camiones o autobuses. Por la tarde, estas afecciones alcanzaron las cuarenta.

De la misma forma se han incrementado los cortes en carreteras. Por la mañana, solo se había prohibido el tráfico en el paso fronterizo de Portalet y en la A-135 a la altura de Torla; ambas vías ya habían sufrido cortes en las jornadas previas. A estas dos, por la tarde se unieron la A-139 entre el punto kilométrico 62 y Llanos del Hospital, la A-2606, carretera que da acceso a los Baños de Panticosa, y el Túnel de Bielsa, donde se recogían espesores de 70 centímetros en lado español y de hasta 80 centímetros en parte francesa.

La N-330 entre Hostal de Ipiés y Nueno, que no estaba cerrada al tráfico -solo a camiones-, ha presentado complicaciones, ya que en ese tramo no se permitía la conducción con cadenas y se requerían ruedas de invierno. Esto ocasionó que más de un centenar de vehículos, entre turismos y camiones, no pudieran avanzar y tuvieran que esperar aparcados en una explanada anexa a la vía.

Otro de los incidentes más importantes durante la jornada de ayer tuvo lugar en la N-330, a la altura de Jaca. En esta carretera nacional, un camión quedó cruzado en la vía, invadiendo ambos carriles e impidiendo el paso de otros vehículos.

El túnel de Bielsa reabre este viernes

Cinco carreteras han quedado este jueves intransitables por las nevadas o por precaución ante el riesgo de aludes, entre ellas los pasos fronterizos de Portalet y de Bielsa.

En el caso del túnel belsetán, Andrés Olloqui, director del consorcio que gestiona el paso, comentó que el cierre, previsto para las 16.30 horas de este jueves a causa de la previsión de aludes, finalmente se había llevado a cabo a las 15.00. Este corte se adelantó porque, según ha informado el director del túnel, a esa hora hubo un “pequeño alud” y no se quiso demorar el corte por precaución.

Además, Olloqui avanzó que durante este viernes se trabajará en limpiar la vía para poder reabrir el paso fronterizo alrededor de las 14.30 horas de mañana sábado.

La reapertura de esta carretera tendrá lugar tras la reunión del comité de seguridad del consorcio, que tendrá lugar este jueves a las 14:00 horas y en la que se prevé que reabra este tramo -tanto del lado francés como del español- gracias a la notable mejora del tiempo que se espera.

Previsión meteorológica

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha ampliado la alerta de nieve en el Pirineo oscense durante la segunda mitad de este viernes. Ha hecho lo mismo con el aviso de aludes, presente, en nivel naranja, hasta las 6.00 de la madrugada de este viernes. Además, durante toda la jornada de este vienes, la Aemet mantiene el aviso amarillo por fuertes vientos y deshielo.

El sábado está previsto que continúe nevando en todo el Pirineo, aunque las mayores acumulaciones se registrarán en la mitad occidental del Pirineo y en unas cotas más altas y en cantidades más bajas que las de ayer. Mañana, la cota subirá a los 1.200 metros y no se esperan acumulaciones de más de 10 centímetros.

Este jueves se han llegado a acumular espesores de más de 30 o 40 centímetros en algunos puntos del Pirineo altoaragonés. Sobre todo han destacado los espesores registrados en la parte occidental, en municipios como Villanúa o Canfranc. El domingo está previsto que remita la borrasca.

Etiquetas