Comarcas

parques nacionales

Los perros podrán seguir entrando atados al Parque Nacional de Ordesa

La propuesta de prohibición obtuvo 14 votos en contra, 10 a favor y 2 abstenciones

Ganado vacuno pastado en tierras del Parque de Ordesa y Monte Perdido.
Ganado vacuno pastado en tierras del Parque de Ordesa y Monte Perdido.
S. E.

Los perros podrán seguir entrando al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, eso sí, atados como hasta ahora, tras no prosperar ayer la propuesta de prohibir el acceso de mascotas al espacio natural protegido. El Patronato del Parque, reunido en el núcleo de Vió, votó la propuesta con el resultado de 14 votos en contra de la prohibición, 10 a favor y 2 abstenciones, según explicó el presidente del patronato, Modesto Pascau.

En un principio, habían manifestado públicamente su postura a favor de impedir el acceso a perros los ecologistas y los ganaderos, sin embargo en la votación de ayer el representante de los ganaderos (que había presentado un escrito en el Parque pidiendo la prohibición) se abstuvo, mientras que votaron a favor de impedir el acceso de los canes los ecologistas y parte de los representantes de las administraciones estatal y autonómica, de la comunidad científica y de la Universidad, y la CHE. Votaron en contra de la prohibición todos los alcaldes, la Comarca de Sobrarbe y la Diputación de Huesca, según Pascau.

El presidente del Patronato dijo que, a tenor de los datos aportados ayer, se estima que alrededor de un 10-12 % de los perros que acceden a Ordesa no van atados, mientras que el resto, es decir, cerca del 90 %, sí. “El problema es que cuando hay vacas con terneros, como es normal la vaca defiende al ternero cuando alguien se acerca con un perro, aunque vaya atado”. Añadió que los trabajadores del Parque han avistado, a lo largo de este año, unos 950 perros sueltos por el Parque y “se han diligenciado 55 denuncias por perros sueltos”.

Al respecto, la directora del Parque, Elena Villagrasa, explicó que desde 2015, los tíquets de perros del autobús que conecta Torla y la Pradera en verano se han duplicado, pasando de 1.020 a algo más de 2.000. “Cada vez se traen más perros al Parque”, incidió, al tiempo que aseguró que también han aumentado los incidentes con canes. “Este año ha habido dos accidentes graves, pero ha habido otros conatos de arranque de vacas que están criando y no solo en Ordesa, también en otros valles”, subrayó.

Recordó que “es la segunda vez que votamos la propuesta, que ha quedado con más votos en contra”, abundó la directora de Ordesa y Monte Perdido, quien explicó que la Dirección llevó al Patronato un informe con las “incidencias” registradas. Aseguró que “nos ocupa bastante trabajo y esfuerzo intentar que se cumpla la norma de que los perros vayan atados, aunque el hecho de que vayan atados tampoco evita el problema porque la cuerda puede tener uno o diez metros (...) y muchos visitantes en algún momento de la visita al Parque sueltan al perro”.

Propuesta de regulación verbal

Durante el debate de este punto, se puso sobre la mesa la posibilidad de que la entrada de mascotas se regule en épocas concretas (como en el periodo de cría de terneros) y en determinadas zonas (en las que pasta el ganado vacuno), pero no se llegó a ningún acuerdo al respecto. En este sentido, Modesto Pascau dijo que si en la próxima reunión del Patronato, prevista para junio de 2022, llega una propuesta de regulación concreta, se estudiará, al tiempo que advirtió que de haberse aprobado la prohibición tampoco hubiera sido efectiva de inmediato, porque introducir la medida requeriría una modificación del PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión), que llevaría, al menos, dos años.

Elena Villagrasa incidió en que la mencionada propuesta fue únicamente verbal y no se votó, y señaló que “hay ganaderos que quieren quitar las vacas de Soaso, otros que quieren prohibir los perros, otros que no... y el representante de los ganaderos en la votación se ha abstenido”.

Otros asuntos

Pasados 25 años desde la puesta en marcha del plan experimental en la pista de las Cutas para su uso turístico, ayer se acordó pedir a los ayuntamientos de Fanlo y Torla que presenten un planteamiento común de regulación de la visitas con autobuses y 4x4 por dicha pista para acceder al Parque.

En el apartado de ruegos y preguntas, Pascau mostró su “queja” porque los trabajadores de Sarga en Ordesa “no llegan a los diez meses” de contratación y porque los aseos de algunos sectores del Parque no están abiertos este otoño, y aludió a la necesidad de contar con un administrativo.

Etiquetas