Comarcas

RELIGIÓN

Los obispos de la provincia se reúnen con el Papa Francisco la próxima semana

Los prelados Ángel Pérez y Julián Ruiz viajan a Roma en la visita Ad Limina

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón junto al Papa Francisco.
El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón junto al Papa Francisco.
S. E.

El prelado de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, y el de Huesca y Jaca, Julián Ruiz, viajan a Roma con 24 obispos de las provincias eclesiásticas de Zaragoza, Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Pamplona y Tudela para la visita Ad Limina Apostolorum, del 13 al 18 de diciembre, que realizan los obispos católicos cada cinco años para informar sobre la situación y marcha de la Diócesis en la reunión que tendrán con el Papa Francisco.

Junto con los del Alto Aragón, estarán Carlos Escribano, arzobispo metropolitano de Zaragoza, el oscense José Antonio Satué (Teruel y Albarracín) y Eusebio Hernández (Tarazona).

En el caso concreto de Ángel Pérez será la primera desde que fue nombrado Obispo de Barbastro-Monzón el 27 de diciembre de 2014. Nueve meses después de la última visita realizada, el 24 de febrero de 2014, por su antecesor Alfonso Milián, fallecido el 26 de noviembre de 2020.

En el informe enviado a la Nunciatura con seis meses de antelación, destaca el protagonismo de los seglares que aumenta en la reestructuración geográfica y pastoral realizada por el Obispado, puesta en marcha en este curso. Afecta a cuatro arciprestazgos: Somontano, Cinca Medio-Litera, Bajo Cinca y Sobrarbe-Ribagorza. El censo de sacerdotes con una media de edad alta se compensa con la buena disposición de 60 animadores de comunidad y cerca de 750 personas que colaboran en distintas tareas con el denominador común de hacer posible el proyecto.

En la memoria redactada, Pérez lo define en términos de “esperanzador e ilusionante resumido en aspectos concretos como son motivación, relevancia y singularidad de esta Diócesis cuya identidad geográfica e histórica la hicieron muy apetecida por todos”. En opinión del prelado “los datos crudos de la realidad ya conocidos por otro lado, las coordenadas invisibles que hacen presagiar las posibilidades de nuestra Diócesis y la hoja de ruta descrita en cinco años anteriores. Se trata de consolidar el modo de ser Iglesia”.

El informe recoge el organigrama que afecta a sacerdotes y seglares, “a base de efectivos y potenciales humanos disponibles se puede responder con garantía para brillar con luz propia. Tenemos en las manos potencialidades absolutas porque hay muchos retos pendientes y dependen de todos”.

En el transcurso de su estancia en Ciudad del Vaticano visitará el dicasterio para las Causas de los Santos, responsable de lo relacionado con el procedimiento que conduce a la beatificación y canonización de los “Siervos de Dios”.

Pérez destaca el concepto de “diócesis martirial porque en 2022 presentaremos 250 mártires que se suman a 81 beatificados con antelación. De ellos, 210 eran sacerdotes, el 85 % de la población, y el resto seglares”.

En 25 años será la primera vez que no se traslade al Papa el litigio por la devolución de los bienes, que están en depósito en el Museo Diocesano desde marzo. Ambrosio Echebarría, Juan José Omella y Alfonso Milián aprovecharon para “trasladar” el litigio hasta Roma sin ser el objetivo principal.

Etiquetas