Comarcas

TEMPORADA DE ESQUÍ

Aramón espera a Papá Noel con más de 200 kilómetros esquiables en el Pirineo altoaragonés

Habrá además campanadas adelantadas, descensos de antorchas, fuego artificiales y repartos de regalos

Papa Noel se convierte en un esquiador más en Formigal y Cerler
Papa Noel se convierte en un esquiador más en Formigal y Cerler
S.E.

Tanto a Papá Noel como a los Reyes Magos  han hecho un hueco en sus apretadas agendas para visitar las pistas Aramón de Cerler y Formigal-Panticosa en el Pirineo altoaragonés. Como señalan desde el grupo empresarial, no son los únicos actos de una Navidad que está al caer y que en las pistas se celebrarán con campanadas adelantadas, descensos de antorchas, fuego artificiales y repartos de regalos en unas fiestas en las que se espera "muy buena ocupación, y en las que las estaciones presentan unas condiciones de nieve y kilómetros excelentes, con casi 220 kilómetros y espesores de hasta dos metros arrancan las fiestas".

Para arrancar la Navidad, las estaciones del grupo Aramón de la provincia altoaragonesa abrirán 200 kilómetros. Unas pistas de las que podrá disfrutar ya el viernes Papá Noel. Sus esquís ¡ya está preparados! Y es que antes de comenzar con su ajetreada noche, fiel a su cita, Santa Claus visitará en el Pirineo Cerler y Formigal Panticosa. Se deslizará por Anayet, Petrosos o Cota 2000, que están entre sus zonas preferidas.

Los Reyes Magos, por su parte, llegarán la mañana del 5 de enero. Antes, la despedida de un año que se celebrará desde el mediodía en las estaciones. En Formigal-Panticosa, arrancará la Nochevieja con las uvas del mundo, ya convertido en tradición y que empieza a las 12.00 en Izas, continúa a partir de las 15.00 en Marchica y que se cierra con el descenso de antorchas desde Tres Hombre a partir de las 18.00. También habrá antorchas en Cerler, pero será para dar la bienvenida al año, el día 1, a partir de las 17.30. Una estación que también repartirá uvas el día 31 ¡para despedir el año en pistas!

Toda una serie de actos para una blanca Navidad, que arranca en el valle de Cerler con 50 kilómetros abiertos y todo el desnivel. También está abierto todo el desnivel en el valle de Tena, tanto en Formigal como Panticosa, así como todos los remontes y, a excepción de algunos itinerarios y pistas negras, casi todo el dominio abierto sumando 150 kilómetros de pistas, una de las mayores ofertas de la Navidad.

CERLER

18 remontes

44 pistas

50 kilómetros

Espesores entre los 45 y 90 centímetros de nieve polvo-dura

FORMIGAL-PANTICOSA

36 remontes

126 pistas

149 kilómetros

Espesores entre los 50 y 200 centímetros de nieve polvo-dura

Etiquetas