Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

Impulso a la unión de estaciones y a dos nuevos accesos a Cerler

El dominio Astún-Candanchú recibirá 8 millones para la conexión de las pistas

Los primeros esquiadores llegan a las pistas.
La unión de estaciones recibirá 8 millones de euros.
RICARDO GRASA

El Alto Aragón recibirá 26,1 millones de euros procedentes de la primera convocatoria del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para la Estrategia de Sostenibilidad Turística en Destino. Esta partida, que supone la mayor parte del montante destinado a Aragón (30 millones de euros), irá dirigida a tres planes de sostenibilidad turística en el Pirineo oscense y, en especial, al sector de la nieve.

“Pensando en los Juegos Olímpicos de invierno vamos a trabajar seriamente con la competitividad de nuestros dominios esquiables en los valles del Aragón y de Benasque”, comenzó el consejero de Industria, Arturo Aliaga, añadiendo que el Valle del Aragón recibirá 8 millones de euros para “la unión de los dominios esquiables de Astún y Candanchú”.

Por su parte, Benasque recibirá 10,1 millones para instalar la telecabina para acceder a Cerler, lo que “evitará miles de toneladas de CO2, lo que significa sostenibilidad”.

En tercer lugar se encuentra el acceso al dominio esquiable de Cerler, a través de Castanesa y de Montanuy, para lo que el Ayuntamiento de Montanuy recibirá también 8 millones de euros.

Según indica el Gobierno de Aragón en nota de prensa, las intervenciones que se enmarcan en “el producto turístico de la montaña Aragón”, como son las del Ayuntamiento de Benasque, Ayuntamiento de Montanuy y las planteadas por la Mancomunidad del Alto Valle del Aragón, “están basadas en la innovación turística y la cohesión social con el objetivo de desestacionalización sobre el producto invernal, la mejora de la movilidad y el menos impacto medioambiental de las zonas y la despoblación”.

Los proyectos de Benasque y Montanuy “pueden ser complementarios en cuanto a redistribución de flujo turístico y de equilibrio territorial en materia de oportunidades económicas”, señalan desde la DGA, al igual que el proyecto del Alto Valle del Aragón, “que puede enmarcase, además, en un reequilibrio territorial frente a valles cercanos con mayores desarrollos en los últimos años”.

Además de estas intervenciones, Aragón recibirá financiación para actuar en el Matarraña y en Daroca, con 1,7 y 2 millones respectivamente. En el primero de estos lugares se busca luchar contra la masificación turística que podría destruir los propios recursos que dotan la zona de atractivos turísticos.

En cuanto al plan darocense se pretende “mejorar la proyección local con una apuesta por el turismo como impulsor del desarrollo económico local”.

El objetivo de los planes es “impulsar la transformación territorial desde el punto de vista turístico hacia un nuevo modelo de gestión basado en la innovación y capaz de integrar toda la oferta turística aragonesa en la sostenibilidad medioambiental, socioeconómica y territorial”, y de desarrollar estrategias de resiliencia frente a los “nuevos retos del ecosistema turístico”. 

Etiquetas