Comarcas

OPERACIÓN PILLOW

La Guardia Civil detiene a dos personas y esclarece 25 robos en interior de viviendas

Sustrajeron joyas, dinero y efectos de valor que posteriormente vendían en el “mercado negro

Captura de pantalla de la operación de la Guardia Civil.
Captura de pantalla de la operación de la Guardia Civil.
S.E.

Agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Huesca con apoyo del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil en Fraga han llevado a cabo la Operación PILLOW, que ha culminado con la detención de dos personas, como supuestos autores de 25 delitos de robo con fuerza en las cosas en interior de vivienda y pertenencia a grupo criminal, recuperándose dinero y efectos compatibles con los robos que se investigaron.

La investigación, se inició a raíz de la recepción de varias denuncias en la Guardia Civil de la provincia de Huesca por la comisión de robos con fuerza en las cosas en el interior de varias viviendas, por hechos ocurridos entre mayo y agosto de este año, los cuales habían causado gran alarma social entre los vecinos de las localidades y otras cercanas, realizándose las gestiones pertinentes para determinar la autoría de los mismos y su participación en otros hechos de idénticas características, pudiendo determinar que todos los delitos denunciados tenían relación entre sí y que los autores de los mismos se trataba de las mismas personas.

Modus operandi

El grupo criminal realizaba labores de control de las viviendas a primeras horas de la mañana aprovechando que sus moradores salían a hacer gestiones habituales. Llamaban a la puerta, y si no contestaba nadie, forzaban las puertas o ventanas y con gran rapidez sustraían joyas, dinero y efectos de valor, siendo habitual que se llevaran alguna funda de almohada que utilizaban para cargar el género que sustraían. Si no se daba esta situación y alguien contestaba en el domicilio, se hacían pasar por vendedores o preguntaban por alguna persona, servicio, etc.

Los investigadores entre las numerosas gestiones realizadas e indicios obtenidos, pudieron determinar que los autores de los hechos residían en la provincia de Barcelona y se desplazaban diariamente para cometer los robos, utilizando vehículos a nombre de personas de su entorno y/o de alquiler que realizaban con documentación falsificada a nombre de terceras personas.

Los autores de los hechos formaban parte de un grupo criminal especializado en este tipo de robos, disponían de la infraestructura necesaria para alquilar los vehículos con documentación falsa, y una vez llevaban a cabo los robos, vendían rápidamente lo sustraído en el “mercado negro”.

En total se cometieron 25 robos en domicilios de diferentes localidades de la provincia de Huesca, como Castejón de Monegros, Peñalba, Altorricon, Candasnos, Fonz, Torrente de Cinca, Fraga, Abiego, Barbastro, Peralta de Alcofea, Poleñino, Monzón, Pozán de Vero y Adahuesca, y en Zaragoza en Pina de Ebro, Cantalobos, Escatrón y Chiprana.

Una vez recabados todos los datos, el pasado 14 de diciembre, agentes de la UOPJ de la Guardia Civil de Huesca y de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil de Huesca se trasladaron a la localidad de El Prat de Llobregat (Barcelona), efectuando un registro domiciliario donde se recuperaron casi 4.000 euros en metálico, joyas, gafas, relojes, ordenadores portátiles, videoconsolas, teléfonos, etc, alguno de los cuales habían sido sustraídos en los hechos delictivos y otros cuya procedencia se está analizando.

Por estos hechos, se procedió a la detención de dos varones de 32 y 34 años vecinos de Barcelona, instruyéndose las diligencias correspondientes que junto con los detenidos fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Huesca, el cual decretó su ingreso en prisión.

Etiquetas