Comarcas

turismo invernal

La nieve helada en el parquin de la pradera de Ordesa impide llenar todas las plazas de estacionamiento

La zona ha sido cerrada unas tres horas por la mañana en cinco de los seis últimos días

Espacio del parquin de la pradera de Ordesa la semana pasada.
Espacio del parquin de la pradera de Ordesa la semana pasada.
S. E.

La nieve congelada en el parquin de la pradera del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Torla, ha cerrado este acceso de forma temporal por las mañanas durante varias horas en cinco de los seis últimos días, al limitarse el aforo a unos 150 vehículos de un total de 500.

Una circunstancia que desde la propia dirección del Parque achacan a que en la pradera se han registrado temperaturas diurnas de hasta cinco grados negativos que han impedido que la nieve helada pudiera fundirse.

Este hecho ha impedido a los trabajadores del parque limpiar todas las plazas restantes en las zonas habilitadas para el estacionamiento.

Los trabajadores del espacio protegido realizaron tareas de limpieza y lograron abrir 20 plazas más, pasando de 130 a 150 aparcamientos por la dificultades que presentaba el terreno congelado durante la semana pasada. Además las plazas de aparcamiento han colgado este lunes el cartel de completo en torno a las 11 horas, como en el caso de ayer, donde el acceso por el puente de Los Navarros (A-135) se cerró a las 11:14 horas y se reabrió a las 13:45, informaron desde el Centro de Gestión de Tráfico Pirineos-Valle del Ebro. Un hecho que se ha repetido durante los días 29, 30 y 31 de diciembre y el pasado domingo 2 de enero, motivado por el ascenso generalizado de temperaturas que ha animado a los turistas a acudir a Ordesa.

Una situación que según el alcalde de Torla, Miguel Villacampa, podría estar solucionada de haberse limpiado la calzada justo después de las nevadas a principios del pasado mes de diciembre.

Para el regidor municipal, “se trata de un problema de gestión” del espacio protegido debido a que la carretera de acceso (A-135) permaneció cortada por las nevadas durante varios días. Por ello, propuso para la próxima nevada “habilitar una línea de aparcamiento” y limpiar al “día siguiente o dos días después” de la nevada.

Villacampa ha considerado que esta situación “es subsanable si hay voluntad de hacerlo”. Y el alcalde de Torla añade que “el problema no es la masificación sino la buena gestión del espacio para acoger a la gente que quiera visitarlo”.

Por otro lado, la carretera de acceso al Cañón de Añisclo (HU-631) se ha reabierto este lunes desde Fuente Baños hasta el aparcamiento de Tella en sentido único.

Etiquetas