Comarcas

tempora de esquí

El mercurio cae y las estaciones vuelven a teñirse de blanco el puente de Reyes

Astún registra la cuarta temperatura más fría de España y su máxima se queda en -5,5ºC

Los Reyes Magos visitaron la estación de Cerler, donde las rachas de viento alcanzaron los 94km/h.
Los Reyes Magos visitaron la estación de Cerler, donde las rachas de viento alcanzaron los 94km/h.
Aramón

La jornada de este miércoles estuvo marcada por un brusco descenso de las temperaturas en toda la provincia. En algunos puntos, sobre todo en cotas altas, el azogue no superó los 0º; Astún, por ejemplo, registró una máxima de -5,5º y la cuarta temperatura más fría de España al marcar -10,8º. En el Pirineo esta bajada de los mercurios vino acompañada de precipitación en forma de nieve, lo que permite a las estaciones de esquí encarar su último puente navideño con un nuevo manto de nieve.

“Este ‘minipuente’ yo creo que será bueno. A ver si el tiempo nos respeta. Ya nos viene bien que haya nevado. En el puente de la Constitución dejó de nevar y además hemos tenido días de temperaturas muy altas”, valoró Andrés Pita, subdirector general de la estación de esquí de Astún, quien consideró que, a pesar de que ya había nieve suficiente, “siempre viene bien que la nieve nos lo blanquee todo de nuevo y haya nieve fresca”.

Esta estación jacetana abrió ayer con 38,5 kilómetros, mientras que su compañera de dominio, Candanchú, tuvo disponibles 22 el día que se celebró la tradicional Bajada de Antorchas. Entre las dos estaciones se espera que el dominio esquiable ronde entre los 80 y los 90 kilómetros.

Candanchú, con 22 kilómetros esquiables, celebró ayer la tradicional Bajada de Antorchas.
Candanchú, con 22 kilómetros esquiables, celebró ayer la tradicional Bajada de Antorchas.
Candanchú Esquí

Por su parte, el responsable de márquetin de la estación de Candanchú, Lucas Sáez, destacó que la intención de las estaciones que componen el dominio esquiable 100K es “siempre intentar abrir el máximo de kilómetros esquiables”

“Este año tenemos buenos espesores y buena calidad de nieve, por lo que todas las pistas están completas”, subrayó Sáez, insistiendo que la campaña navideña está siendo “bastante positiva”: “Venimos de un encierro de casi dos años y se nota que el número de esquiadores no se corresponde con lo que suele ser normal. Por lo menos, hay las mismas cifras de esquiadores que en años prepandémicos”.

Desde Aramón insistieron en que este aniticipo de un cambio de tiempo con temperaturas más frescas contribuirá a “mejorar la calidad de los centros de esquí” del AltoAragón.

En cuanto al municipio donde se ubica la estación de esquí más oriental, Cerler registró una máxima de -4,7º y rachas de viento que llegaron a 94 kilómetros por hora.

Las pistas del valle benasqués, donde este miércoles estuvieron los Reyes Magos, tienen previsto abrir este fin de semana del puente de Reyes 45 kilómetros de pistas con espesores de nieve polvo-dura que oscilarán entre los 30 y los 80 centímetros.

Por su parte, Formigal-Panticosa, que también recibió la visita de la nieve, tiene previsto abrir todos sus remontes y 117 pistas que suman 133 kilómetros, según indican desde Aramón. En estas estaciones, los espesores irán desde los 30 hasta los 180 centímetros de nieve polvo.

Cadenas en Portalet y poca visibilidad en la mitad sur

El importante descenso térmico que registró el Alto Aragón no afectó en gran medida al entramado viario de la provincia. La nieve solo condicionó la circulación en una carretera, en la A-136 entre Formigal y el paso fronterizo de Portalet. En este tramo, por la mañana, a causa de la nevada, era obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de nieve y estaba prohibida la circulación a camiones, articulados y autobuses. Por la tarde, la conducción estuvo determinada por avisos de ventisca.

En la mitad sur de la provincia, la niebla redujo la visibilidad en la N-123 entre Graus y Benabarre, en la A-22 entre Barbastro y Altorricón, en la N-II entre Peñalba y Fraga y en la AP-2 entre Torrente de Cinca y la capital bajocinqueña.

Nevadas débiles y rachas fuertes en cotas altas

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que durante este día de Reyes no haya “precipitaciones reseñables, quizá algunas nevadas débiles y residuales en la divisoria fronteriza”. Además, las temperaturas irán “en ligero descenso, que podrá ser moderado de las mínimas”, y con “heladas moderadas, fuertes y persistentes” en zonas de alta montaña”. En cotas altas y expuestas se registrarán vientos de componente norte, con rachas “muy fuertes”.

Por otro lado, señalan que “son probables algunas salidas de aludes de tamaño pequeño, en algún caso mediano, en pendientes con suficiente inclinación de cualquier orientación que todavía no se hayan purgado”.

Etiquetas