Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Casi el 70 % de los municipios de la provincia ganan vecinos en 2021

#CONTRALADESPOBLACIÓN

La casa en construcción de Carlos Abadías y Clara Sanvicente en Barbués.
La casa en construcción de Carlos Abadías y Clara Sanvicente en Barbués.
Carlos Abadías

POR TERCER AÑO consecutivo la provincia de Huesca ha ganado población y se sitúa en 224.264 habitantes. No ha habido aumentos espectaculares en general, aunque sí llamativos en algunos municipios como Canfranc o Arguis. La realidad es que ese goteo de nuevos habitantes o empadronamientos ha hecho que la provincia sume 1.577 vecinos en 2021. De hecho, de los 202 municipios de la provincia de Huesca un total de 141 han ganado población. A veces es solo un nuevo vecino, que según el tamaño se nota muy poco, pero en según en qué localidades es mucho o incluso puede hacer cambiar el número de concejales.

Argavieso es uno de esos municipios que perdió habitantes y el padrón cayó por debajo de la temida barrera de los 100 habitantes. No es psicológica sino económica, porque afecta a la financiación local. Pero, además, también perdieron concejales en las anteriores elecciones y eso, al final, supone menos gente trabajando por el pueblo. Ahora, sus cifras se han disparado. De los 95 vecinos con los que contaban en 2019 y 2020, este año pasado han alcanzado los 114, según las cifras oficiales del padrón municipal publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, la realidad todavía supera este dato positivo ya que, según explica su alcaldesa, Mónica Soler, a fecha de 4 de enero contaban con 133 empadronados.

“La población ha aumentado porque hay gente joven que se ha quedado a vivir en casa de sus abuelos como primera residencia. Además, se han vendido varias casas en las que viven todos los días. Y está muy bien, porque ha hecho que suba el padrón con gente joven”, detalla Soler. Aunque el dato del INE se revista, Argavieso volverá a elegir cinco ediles en los próximos comicios municipal.

Una de las familias que se ha instalado en 2021 en este municipio de La Hoya ha sido la Rita Teixeira, con su marido y cinco de sus seis hijos, porque el mayor ya se ha independizado. “Nuestros hijos son felices aquí. Para nosotros Argavieso ha sido un cambio brutal”, comentaba hace menos de dos meses en estas mismas páginas. Sin embargo, la población por sexos está muy descompensada porque hay 78 hombres y 55 mujeres.

En general, en la provincia hay más hombres que mujeres. De los 224.264 habitantes, 113.607 son hombres y 110.657 son mujeres. Sin embargo, esa diferencia de 2.950 no se refleja en la misma proporción en los municipios.

De hecho, en las localidades más grandes de la provincia hay muchas más mujeres que hombres, por lo que son los pequeños municipios los que le dan la vuelta a esa cifra. Sucede en la capital oscense, donde de los 53.429 vecinos, 25.516 son hombres y 27.913 mujeres (el dato publicado por el propio Ayuntamiento a 1 de enero de 2022 es de 53.771) ; lo mismo se observa en Jaca (6.800/ 6.544) así como en Barbastro con 8.804 hombres y 8.342 mujeres. También hay más féminas en Ayerbe: 520, y 508 hombres; en Sallent de Gállego: 768 frente a 751; Peraltilla, con 116 mujeres frente a 108 hombres; o Quicena, 152 frente a 139. Pero, realmente, en este caso las diferencias no son tan evidentes.

Curiosamente, hay municipios que tienen cifras redondas como Ontiñena, con 500 vecinos con un reparto al 50 por ciento exactamente. Idénticas cifras se dan en Osso de Cinca. Además, en Barbuñales son 50 y 50 de un total de 100. Esta misma proporción la guarda Palo, con 14 vecinos de cada sexo, o Pueyo de Santa Cruz con 163 de cada para sumar 326.

Pero hay casos, como el de Argavieso, donde la diferencia de sexos, a pesar de que están ganando población es acusada. Lo mismo sucede en Barbués, donde según los datos del INE hay 91 habitantes, una cifra mayor que los 86 de 2020 o los 78 de 2015. Sin embargo, de ellos 55 son hombres y solo hay 36 mujeres. Aquí es donde se han instalado Carlos Abadías y Clara Sanvicente, que han dejado la capital oscense para construirse una casa y trasladarse el pueblo donde él se crió. Ahora, su deseo es que más jóvenes se animen a seguir sus pasos.

En municipios mayores como Loporzano, de los 574 empadronados 332 son varones frente a 252 mujeres, a pesar de que es uno de lo que ha registrado un aumento de 40 vecinos. En Canfranc, su alcalde, Fernando Sánchez, aseguró recientemente a este diario que llegan nuevas familias al municipio, pero que también teme que el dato de población, de 558 a 599 en este último año, sea engañoso porque la pandemia ha aumentado los empadronamientos. Según el INE, han tenido significativos aumentos en 2021 con respecto a 2020: Casbas de Huesca (290/275), Castejón de Sos (791/764), Albalatillo (188/163) o Arguis (153/125), entre otros.

Desde principios de este siglo, la provincia fue aumentando su población hasta alcanzar los 228.409 habitantes en 2010, una cifra de que cayendo hasta los 219.345 de 2018 por las consecuencias de la crisis económica y el retorno de muchos inmigrantes. Desde entonces, comenzó una tendencia ascendente con 220.461 en 2019 y 222.687 en 2020. l

Etiquetas