Comarcas

ORGANIZACIONES AGRARIAS

IU y Uaga abogan por la defensa de la agricultura familiar

Álvaro Sanz y José María Alcubierre mantuvieron ayer una reunión en Torralba de Aragón

En el centro, José María Alcubierre y Álvaro Sanz, en la reunión que mantuvieron ayer en Torralba de Aragón.
En el centro, José María Alcubierre y Álvaro Sanz, en la reunión que mantuvieron ayer en Torralba de Aragón.
IU Aragón

Izquierda Unida (IU) Aragón y Uaga Aragón abogan por un modelo de agricultura familiar y sostenible que garantice relaciones comerciales justas frente a intereses especulativos. Así lo indicaron el coordinador y portavoz parlamentario de la formación de izquierdas, Álvaro Sanz, y el secretario general del sindicato agrario, José María Alcubierre, en la reunión que mantuvieron ayer en la localidad de Torralba de Aragón para analizar la situación del sector agroganadero en la región.

El coordinador de IU Aragón reiteró la defensa política y social de su formación de las explotaciones ganaderas familiares, sociales y sostenibles y exigió al Gobierno autonómico que apoye “sin fisuras ni demagogia” a este sector. Sanz se refirió a que el Ejecutivo puede demostrar este apoyo mejorando la ley para la “protección y modernización de la agricultura familiar y del patrimonio agrario de Aragón” que presentó el pasado mes de julio.

Señaló que se están preparando enmiendas a este proyecto de ley en el que se reconoce que la ganadería industrial de grandes dimensiones “pone en peligro tanto la sostenibilidad ambiental del territorio, como la sostenibilidad económica y social” y que la agricultura familiar “está sometida a riesgos”.

En el caso de Aragón, el objetivo es poner limitaciones a los sectores productivos de la ganadería en la comunidad “para evitar la especulación que ponga en peligro la viabilidad de la ganadería social, familiar y profesional”. Un modelo este último que, a juicio de Sanz, “es necesario blindar al vertebrar el territorio y mantiene a los pueblos vivos” frente a las macrogranjas.

En ese sentido, Sanz expresó el compromiso de la formación de izquierdas para establecer limitaciones al número de cabezas de ganado por explotación y condicionar la construcción de nuevas granjas a la recepción de estiércoles que tenga el suelo sobre el que se pretendan edificar.

Además IU Aragón reivindica una intervención que garantice una relación comercial justa entre la empresa integradora y el ganadero que es quien soporta los riesgos y las cargas de las inversiones.

Por su parte, el secretario general de Uaga Aragón valoró como fructífera la reunión mantenida ayer y reiteró la necesidad de “limitar para el conjunto de los sectores ganaderos las dimensiones de las instalaciones ganaderas y garantizar que las políticas públicas permitan una agricultura con agricultores” frente a la “penetración de intereses especulativos en el sector”.

Según Alcubierre, “el sector porcino se ha autorregulado en unos límites para que una granja sea competitiva” y que en el caso de Aragón el tope permitido es de 864 Unidades de Ganado Mayor (UGM), lo que supone un máximo de 7.200 cerdos por granja.

Para el responsable de Uaga Aragón, “quizá lo que hay que hacer es poner esa estructura en el resto de sectores ganaderos productivos como en el vacuno, avícola y cunícola, que apoyen a la agricultura familiar y social”. 

Etiquetas