Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Liesa dice adiós a los camiones que pasan por la iglesia y recupera la calle

#CONTRALADESPOBLACIÓN 

Óscar Bescós pasa por delante de la iglesia y por en medio de la carretera al mismo tiempo.
Óscar Bescós pasa por delante de la iglesia y por en medio de la carretera al mismo tiempo.
Pablo Segura

¿ADAPTARME? Se pregunta al tiempo que se ríe Vanesa Almazán, una zaragozana de 42 años que lo dejó todo por amor para trasladarse a Liesa con Óscar Bescós, su marido. Y se ríe porque lo que va a contar lo deja claro, ya que se implicó en la Asociación de Amigos de Liesa -aunque ha dado un paso atrás- para seguir con el trabajo impulsado por otros para organizar actos y dinamizar el pueblo. “Quiero estar en un pueblo vivo”, afirma.

Próximamente, el día a día en Liesa cambiará. Avanza la construcción de la circunvalación de la carretera HU-V-3311 para evitar el paso de vehículos por el corazón del pueblo, donde además hay una curva que forma casi un ángulo recto junto a la iglesia. Con esta obra, impulsada por la Diputación Provincial, con una inversión superior a 800.000 euros, se construye un nuevo trazado de 1,3 kilómetros, que incluye la construcción de un puente sobre el barranco del Rija. De este modo, ya no pasarán los camiones que transitan esta vía por labores agrícolas y ganaderas y otros vehículos en dirección a Aguas e Ibieca. Además, junto a la calzada actual se encuentra el parque infantil.

Obras en la circunvalación de Liesa.
Obras en la circunvalación de Liesa.
Pablo Segura

“Hay quien teme que al no pasar por el pueblo la gente no pare y el pueblo se quede sin vida, pero ya no paran porque no hay ni bar, ni panadería... así que la nueva carretera evita el peligro”, comenta Vanesa, que desearía que el pueblo tuviera algún negocio para que llegaran visitantes. Su marido, ganadero de ovejas, lleva el único que hay en este núcleo de Siétamo, donde viven unas cuarenta personas, entre ellas dos niños. Vanesa está contenta de vivir allí, pero también teme por el futuro. Hace ocho años que se trasladó desde la Muela y trabaja por la zona de Barbastro y Monzón.

El alcalde de Siétamo, José Luis Usé, apunta que últimamente se ha vendido alguna casa y que ha llegado alguna familia con niños, tanto a Liesa como a Arbaniés y Castejón de Arbaniés, para vivir o para los fines de semana. Además, descendientes de familias que marcharon han arreglado casas. A su juicio, Liesa es uno de esos pueblos donde se mantiene la esencia y la estructura rural.

Paso de un camión por una de las curvas cerradas del pueblo.
Paso de un camión por una de las curvas cerradas del pueblo.
Pablo Segura

La ventaja es que se encuentran cerca de la capital oscense para poder desplazarse a trabajar. Con todo, el alcalde destaca la importancia de contar con unas buenas comunicaciones y servicios y, en este sentido, resalta que esta obra en la carretera eliminará peligro porque el parque y una pista deportiva están pegadas a la carretera.

En estos núcleos de Siétamo hay gente, además, que realiza “concejadas” (o vecinales, como se conoce en otras zonas). De este modo, en Liesa se ha arreglado la fuente y se ha restaurado un bonito crucero. “Es importante que los del pueblo se impliquen, que la gente tenga ilusión por cuidar lo suyo. En esta sociedad cada vez más impersonal y unitaria, no queremos que eso se pierda”, indica.

Estas aportaciones son complementarias a las inversiones necesarias para mantener accesos a los pueblos, en los que la Diputación Provincial de Huesca ha invertido 8,5 millones de euros durante el 2021. De los 1.500 kilómetros de carreteras que mantiene, 500 son de titularidad provincial y el resto vías municipales. Otra de las actuaciones importantes ha sido la mejora de los 11 kilómetros desde la A-131 hasta Castelflorite, llamada A-129, pero que por una larga historia, “realmente no es de nadie”. Así lo resume el alcalde, Pedro Loscertales, quien agradece el apoyo de la Diputación Provincial de Huesca a los pequeños pueblos. En esta vía, se han invertido casi 950.000 euros para subsanar la degradación del firme así como la señalización tanto vertical como horizontal para eliminar el peligro. Por ahí, el alcalde confía en que pronto circule una nueva familia. No obstante, apunta que “no hay vivienda disponible”, por lo que el ayuntamiento está buscando fórmulas para darle solución.

También se ha invertido en la carretera de Espés, en el municipio de Laspaúles, un total de 1,5 millones de euros para ampliar la calzada y abrir los radios de algunas curvas. Una carretera que se ha convertido en una vía fundamental desde su apertura en octubre. La circunvalación de Liesa se acabará y unos cuantos accesos más se mejorarán en este 2022. 

Etiquetas