Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Una puerta siempre abierta para dar servicio y vida

#CONTRALADESPOBLACIÓN

La puerta abierta de la tienda de Azlor.
La puerta abierta de la tienda de Azlor.
Á.H.

Ahí donde no existe una tienda o un establecimiento abierto al público es donde llega el Programa de Consolidación y Expansión del Multiservicios rural, para abrir una puerta y dotar de servicios a los pueblos en los que la iniciativa privada no existe. En la provincia de Huesca, hay abiertas una veintena de estas tiendas de colmados con esta iniciativa, que a veces se complementan con bar, alojamiento... para que sean rentables.

Son los ayuntamientos los que toman la iniciativa y cuentan con el asesoramiento de la Cámara de Comercio e Industria de la Provincia de Huesca, que estudia su viabilidad. “Lo bueno es que llegas a municipios muy pequeños, en los que la población está envejecida, y es un servicio fundamental. Además, asientan población porque muchas veces los gestores son personas jóvenes que van a vivir a ese pueblo”, comenta Paula Lacasa, responsable de Programas Sectoriales (Comercio) de la Cámara de Huesca.

El Programa de Consolidación y Expansión del Multiservicio Rural forma parte del Plan Cameral de Competitividad, que se aprueba por el Gobierno de Aragón para desarrollar actuaciones con las Cámaras, que está en ejecución hasta 2024. En el desarrollo del plan de comercio de la DGA, desde la dirección general de Eva Fortea, hay un interés especial en potenciar y desarrollar del comercio rural, explica Lacasa.

“Estamos satisfechos desde las Cámaras y desde la DGA porque llegamos a todo el territorio”, indica. Es un programa que nació en Teruel y que se exportó a Zaragoza y Huesca, por lo que allí tienen más tiendas y más experiencia, recuerda.

Los ayuntamientos pueden solicitar a la DGA una ayuda que se convoca cada año para actuaciones y equipamiento para multiservicios rurales. Normalmente, se trata de un local municipal que el consistorio acondiciona y después busca un gestor, que puede ser una empresa o un autónomo, con el objetivo de que el pueblo tenga servicios.

El espacio debe tener dotación comercial, pero también se puede complementar con otra actividad económica, para que tenga vialibilidad. “Lógicamente, si ya hay un establecimiento comercial en el pueblo no se puede abrir un multiservicios, por lo que suelen estar en pueblos muy pequeños”, detalla Paula Lacasa.

“Nosotros hacemos informes para los ayuntamientos que solicitan información, apoyo... realizamos un estudio de viabilidad, gestionamos la web, el Facebook... Nuestra labor es de apoyo y de asesoramiento y, por supuesto, cuando ya está en marcha, ayudamos al empresario -como a todos-, pero prestando especial atención a la naturaleza de este comercio local y a la viabilidad, que es lo más complicado”, indica.

Por ejemplo durante 2021, desde la Cámara de Comercio de Huesca se asesoró a cuatro ayuntamientos que estaban interesados en abrir un multiservicios: Abiego, Peralta de Calasanz, Vicién y Seira.

El Gobierno de Aragón planteó a las Cámaras en 2021 la posibilidad de que hubiera comercios de iniciativa privada que pudieran adherirse al multiservicios rural, al contar una problemática similar de falta de viabilidad, de abastecimientos... Y se sumaron nueve.

Además, la DGA cuenta también con una línea de ayudas para gasto corriente, tanto para multiservicios rurales como para tiendas pequeñas en poblaciones de menos de 300 habitantes, con el objetivo de que puedan mantenerse abiertas.

“No es un programa fácil, pero este año volveremos a apostar por potenciar el comercio rural y hasta el 2024 que está en vigor el Plan Cameral”, apunta Paula Lacasa.  

Etiquetas