Comarcas

INFRAESTRUCTURAS

Denuncian los trastornos por los “continuos” cortes de luz

El Consistorio de Lupiñén-Ortilla y vecinos del municipio lamentan las afecciones

Endesa achaca los cortes eléctricos en el municipio de Lupiñén-Ortilla a las cigüeñas.
Endesa achaca los cortes eléctricos en el municipio de Lupiñén-Ortilla a las cigüeñas.
Endesa

El Ayuntamiento de Lupiñén-Ortilla y afectados particulares del municipio denuncian públicamente los trastornos y daños que les ocasionan los microcortes de luz (de escasos minutos) que, según la alcaldesa, Idoya Álvarez, se vienen registrando desde hace unos dos años de manera “continua y reincidente”, así como otras interrupciones de mayor duración (de varias horas) que suelen registrarse cuando llueve o hace viento.

Desde Endesa, propietaria de la instalación eléctrica que suministra al municipio, achacan estas incidencias a los cortocircuitos que provocan los materiales con los que las cigüeñas construyen sus pesados nidos en las torretas eléctricas al desprenderse de los mismos y chocar contra los tendidos, o incluso por electrocución de estas aves.

La primera edil relata que los vecinos reclamaron una solución de manera individual (con cartas particulares) a las diferentes compañías que les facturan, pero que éstas les aseguraron que el problema radica en las instalaciones de suministro eléctrico, propiedad de Endesa, con quien se han puesto en contacto en varias ocasiones. Según Idoya Álvarez, la compañía les dijo que al ser cortes de menos de 3 minutos de duración, el Ministerio de Industria no los registra como incidencia, por lo que Endesa recomendó al Ayuntamiento que hiciera un registro de los microcortes (que viene realizando), al tiempo que les avanzó que llevaría a cabo mejoras, “pero no hemos visto mejora alguna”, asegura la alcaldesa, que recuerda que “la semana pasada hubo dos cortes de luz de dos horas cada uno”.

La regidora municipal señala que las interrupciones en el suministro afectan a los vecinos de todo el municipio (con un ceso de unos 450 habitantes), y destaca que hay gente que teletrabaja o que precisa conectarse a oxígeno, a quienes estos cortes les producen trastornos importantes, además de las molestias que suponen en actividades cotidianas como hacer la comida. A ello, se une los perjuicios a los negocios que hay en el municipio, “pequeñas empresas que están agotadas de esta situación”, lamenta.

Fuentes de Endesa han confirmado a este periódico la existencia de estas interrupciones en el suministro, tanto las breves como la de mayor duración, en la denominada línea de media tensión Plasencia (dependiente de la subestación Esquedas), que achacan a las cigüeñas. Apuntan que se produce una desconexión de las líneas eléctricas como consecuencia de los cortocircuitos que provocan las cigüeñas con el consiguiente corte de suministro, y que estas incidencias pueden tener una reposición automática o generar una avería de mayor duración. Y especifican que las afecciones pueden ser por electrocución del animal o por la caída de ramas o excrementos de los nidos que chocan con los tendidos.

Para intentar dar una solución al problema o minimizarlo, la compañía tiene en fase de tramitación administrativa tres proyectos para la zona para la sustitución y renovación de líneas de media tensión dependientes de la subestación Esquedas para colocar elementos antiposado que impidan el anidamiento en las torres eléctricas. Estas actuaciones tienen una inversión de 200.000 euros . “Llevamos dos años con la tramitación administrativa, que también contempla las alegaciones de particulares, y estimamos que en los dos próximos año se va a poder hacer esta inversión”, explican estas fuentes, que afirman que creen “que con esta inversión se va a poder paliar en parte, sobre todo porque las nuevas redes se construyen incluyendo estos elementos”

Las mismas fuentes recuerdan que manipular nidos de cigüeña, que puede llegar a pesar hasta 500 kilos, requiere de un informe del Inaga (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental), y que lo que pueden hacer y hacen es revisar y recortar nidos para evitar la caída de material.

Etiquetas