Comarcas

Uaga, pendiente de la contestación a las alegaciones al Plan Hidrológico del Ebro

Zona de regadíos
Zona de regadíos
Riegos del Alto Aragón

Este 25 de marzo está previsto que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) publique la contestación a las alegaciones recibidas por parte de unas 570 entidades, entre las que se encuentra la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, al Proyecto de Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro (Revisión de Tercer Ciclo). Una información que le trasladó el Jefe de Área de Planes y Estudios de la oficina de Planificación de la CHE, Miguel Angel García Vera, a José Antonio Miguel, Secretario Provincial de UAGA-Zaragoza, y a Pablo Martínez, abogado de UAGA, en una reunión celebrada ayer.

Pendientes de que se haga público qué observaciones son admitidas por la CHE y cuales no, la organización agraria comprobará si ha logrado el objetivo de que se flexibilicen las medidas previstas en la cuenca del río Aguas Vivas y en lo que respecta a las aguas subterráneas. Además, UAGA espera que se consiga la modificación de las limitaciones que se proponían a las plantaciones en las fincas ribereñas, una medida que preocupa mucho a los agricultores.

Una buena noticia del encuentro mantenido ayer es la confirmación de que se prevé la creación de 50.000 hectáreas de nuevos regadíos y continuar con la modernización de los ya existentes.

La votación del Plan Hidrológico tendrá lugar el 8 de abril, fecha en la que previsiblemente se reunirá el Consejo de Cuenca del Ebro (en el Palacio de Congresos), organismo en el que participa Uaga-Coag. En ese sentido, la organización agraria espera que haya funcionado el trabajo realizado durante el último año, en el que el grupo de trabajo del Area del Agua ha estudiado el borrador del Plan, ha mantenido reuniones periódicas para redactar las observaciones, e incluso ha asesorado a unas 20 entidades públicas y privadas en este proceso (de presentación de alegaciones).

Las observaciones presentadas por el sindicato agrario giraban en torno, en primer lugar a la reserva de concesiones para que el Gobierno de Aragón realice regadíos sociales.

En este sentido, afirman desde el sindicato, "la finalidad es que todos los ahorros de aguas que provengan de cualquier circunstancia, queden a disposición del Gobierno de Aragón para que, con ellos, se pueda tener dotaciones suficientes con las que promover la creación de nuevos regadíos de carácter social".

Realizan además una defensa de la agricultura de ribera y el afán de extender el dominio público hidráulico. Asimismo, ante la propuesta de extender el dominio público hidráulico, imponiendo limitaciones a los cultivos y plantaciones, así como fuertes condicionantes en la aplicación de nitratos, Uaga defiende los derechos de los agricultores ribereños.

Por otra parte, en cuanto a la defensa de los usos ganaderos, desde el sindicato se ha planteado "una clara prioridad del agua para usos ganaderos, en casos de escasez de aguas, debido a su mayor utilidad pública y sostenibilidad ambiental".

En el apartado de defensa de aguas subterráneas, frente a las rígidas prohibiciones propuestas (que afectan a las zonas de Cariñena/Alfamén, Alto Huerva/perejiles y Belchite), Uaga plantea "un debate sosegado en el que se analice correctamente la situación en todas las masas de agua subterránea". Entretanto, añaden, "proponemos que se mantengan los actuales aprovechamientos y que se permitan nuevas concesiones para la agricultura y ganadería familiar".

Inciden asimismo, en la defensa de la cuenca del río Aguas Vivas. Señalan así que la propuesta de Plan "impide de forma absoluta cualquier tipo de nuevo aprovechamiento en la cuenca del río Aguas Vivas". Frente a ello, UAGA propone "un mayor rigor en la definición de los índices de aprovechamiento (superficies, consumos y aportaciones". También, en este mismo ámbito, abogan por diferenciar las tres zonas hidrogeológicas; permitir los nuevos aprovechamientos necesarios para la agricultura y la ganadería familiar y analizar las aportaciones de recurso desde otras cuencas.

En definitiva, en sus observaciones el sindicato agrario ha puesto de manifiesto que el fenómeno de las “Cuencas Vaciadas” coincide con las Cuencas más “desagrarizadas”, ya que el principal motor de asentamiento de población es el sector agrario sostenible, es decir, el vinculado al regadío y a la ganadería.

Etiquetas