Comarcas

ECONOMÍA

Hoya, Jacetania y Alto Gállego lideran el desarrollo en Aragón

El Índice Sintético de la DGA mide en 100 variables el progreso de las comarcas

Ambiente de las calles del centro de la capital oscense.
Ambiente de las calles del centro de la capital oscense.
Pablo Segura

Los resultados del Índice Sintético de Desarrollo realizado por el Observatorio Aragonés de Dinamización Demográfica y Poblacional del Gobierno de Aragón han revelado que las comarcas altoaragonesas se encuentran a la cabeza del desarrollo en la comunidad. La comarca Central lidera la tabla en Aragón con 103, 582 puntos, seguida de la Hoya de Huesca con 101,220, Jacetania con 101,216 y Alto Gállego con 100,838. De las 33 existentes, la provincia ha conseguido introducir tres territorios más en el “top 10”, si se añaden las comarcas del Cinca Medio (100,694 puntos), Bajo Cinca (100,627) y La Litera (100,627), “debido en gran parte a los valores positivos del escenario vital y patrimonio del territorio”, puntualiza Chema Salvador Ejulve, director general de Ordenación del Territorio del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de la DGA.

El estudio estima esta puntuación en base a un centenar de variables que determinan el grado de progreso de las comarcas, municipios y asentamientos aragoneses. Lo hacen en función de su población, factor económico, indicadores de movilidad, equipamientos y servicios o variables patrimoniales.

También influyen las comunicaciones por carretera y ferrocarril, el grado de cobertura de telefonía móvil 4G o de fibra óptica o variables medioambientales y paisajísticas, como la calidad del tipo de paisaje, los kilómetros de senderos turísticos y espacios naturales protegidos.

Este indicador analiza, a su vez, las estadísticas de la densidad de población, el índice de vejez, el sobreenvejevimiento, el índice de maternidad, el saldo migratorio, el grado de afiliación a la Seguridad Social, el porcentaje de parados, las plazas turísticas, la superficie agrícola y de regadío, o el peso de la ganadería. Asimismo, se mide la distancia en tiempo a los servicios más cercanos, como el centro de salud, la farmacia, el hospital, el colegio, el instituto, el centro comercial o el partido judicial.

La herramienta, que se presenta anualmente desde el año 2018, pretende complementar el concepto restringido de la Renta per cápita como indicador de desarrollo y facilitar un nuevo instrumento para el reparto de los Fondos de Cohesión Territorial.

Aquellos municipios que se encuentren por debajo de la media aragonesa que marcan la capital zaragozana (112,9 puntos) y la localidad belchitana de Moneva (98,1) tendrán una mayor facilidad de acceso a las ayudas. Desde Ordenación del Territorio resaltan que en planes de Obras y Servicios de Ayudas a Municipios, en convocatoria de vivienda o en becas de movilidad de la Universidad de Zaragoza, ya se está aplicando como un factor corrector. De esta manera se alcanza el objetivo de primar a los territorios más desfavorecidos en las convocatorias públicas de ayudas que busquen revertir la despoblación.

Competitividad y red de ciudades intermedias

Uno de los puntos que sitúa a las comarcas altoaragonesas por encima de la media es su amplia red de ciudades intermedias, que gana enteros ante otras cabeceras comarcales más distanciadas como Calamocha o Alcañiz. También suma puntos en aspectos como la movilidad, la economía o el patrimonio territorial, en muchas localizaciones por encima de la media aragonesa.

Salvador destaca que su posición en la tabla les resta competitividad para acceder a las ayudas, “pero esto no se debe entender como algo negativo”, sino que los indicadores están en una buena posición. Además, los baremos atienden a esta serie de “distorsiones” que puedan generarse. Es el caso del Ayuntamiento de Jaca, que no podrá optar a las ayudas, pero si Martillué y el resto de municipios que dependan administrativamente de la localidad jaquesa. Con todo ello, en 2022 más del 95 % de los asentamientos habitados, un total de 776, podrán optar a las ayudas.

Desde Ordenación del Territorio defienden la metodología de esta herramienta, que ha demostrado ser “eficaz”. También valoran que es “mejorable”, pero que otras comunidades no la tienen y que “tendríamos que estar orgullosos de ella”, completa el director general de Ordenación del Territorio del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de la DGA.

Etiquetas