Comarcas

SECTOR FRUTÍCOLA

COAG alerta de que el frío pone en peligro la campaña de la fruta de hueso de Aragón

Las bajas temperaturas, que van a volver a repetirse, hacen peligrar su cosecha, ahora en plena floración

Asaja denuncia la falta de soluciones frente a la crisis de la fruta de hueso
Se está detectando pérdidas de floración en los frutales de hueso, fundamentalmente en Aragón.
D.A.

El responsable nacional agrícola de COAG, Andrés Góngora, han alertado este lunes de la difícil situación que están atravesando las explotaciones de fruta de hueso -sobre todo de Aragón y Cataluña- por las bajas temperaturas, que hacen peligrar su cosecha, ahora en plena floración.

"La situación con las frutas y hortalizas en España está siendo muy grave, porque estamos detectando pérdidas de floración en los frutales de hueso, fundamentalmente en Aragón y Cataluña, y también muchos problemas de polinización y cuajado en la sandía y el melón temprano", ha asegurado esta mañana en un vídeo.

"Esta situación no la conocíamos desde hace 20 años y ahora mismo la polinización es imposible", ha sentenciado antes de advertir de que, como además, los pronósticos pasan porque en los próximos días va a venir más frío, "la situación se puede poner aún peor".

Góngora ha explicado que, aunque no puede dar aún un porcentaje de los daños que el frío está dejando en el árbol, "de continuar así, es posible que en algunos sitios se pierda toda la cosecha".

La semana pasada, Góngora, explicaba a Efeagro los efectos negativos de las lluvias continuadas y su combinación con la calima de polvo sahariano en las producciones hortofrutícolas.

Estos fenómenos han provocado "una ralentización de la actividad de las abejas en plena polinización de las sandías en Almería", de las que este año además se han sembrado menos tras los malos precios de la pasada campaña.

«Los invernaderos almerienses parecían cuevas pero, gracias a las lluvias, el polvo se ha retirado sin rotura de plásticos», describía.

"La chirimoya también tiene su dificultad" en la costa tropical de Granada, ya que es un fruto que pese a estar bien por dentro se ha cubierto estos días de polvo rojizo y su piel es "difícil de lavar", como sin embargo sí se puede hacer con el tomate o el pepino.

La factura más alta de las continuadas lluvias y la calima fue para las verduras de hojas al aire libre, como la producción de lechuga, brócoli, berza y coliflor de todo el mediterráneo, porque la tierra roja se metió incluso dentro de los cogollos de los frutos, explicaba la semana pasada. 

Etiquetas