Comarcas

OJO AVIZOR

Más de 23 millones de euros para 500 obras de todos los municipios

El Plan Provincial de Obras de la Diputación ayuda a los pequeños pueblos a realizar trabajos para mejorar la calidad de vida o a implantar servicios

Almunia de San Juan mejorará el alumbrado público de la carretera de Azanuy.
Almunia de San Juan mejorará el alumbrado público de la carretera de Azanuy.
M.J.P.

La Diputación Provincial de Huesca impulsa la generación de empleo en el territorio y el movimiento económico en los municipios del Alto Aragón con la aprobación del Plan Provincial de Cooperación Económica de Obras y Servicios de competencia municipal, dotado con más de 23 millones de euros. Gracias a este Plan se van a realizar más de 500 proyectos en toda la provincia. Se trata de actuaciones muy diversas, sujetas a las necesidades de cada municipio que abarcan desde proyectos del plan de impulso demográfico para fijar población, y que está dotado con más de 750.000 euros, hasta obras del plan de pavimentación con casi 3 millones de euros o el que posibilita hacer o remodelar y adecuar instalaciones deportivas, con 2 millones de euros.

Además, los ayuntamientos también invierten en otros servicios e infraestructuras que mejoran el día a día de los vecinos. Es el caso de las actuaciones para el abastecimiento de aguas, que cuentan con más de 650.000 euros o las de ordenación de tráfico y estacionamiento, de igual importe.

Asimismo, las instalaciones municipales son objeto de actuación con un presupuesto de algo más de 770.000 euros para ello, o las instalaciones de ocupación de tiempo libre con 645.000 euros. De igual forma, los ayuntamientos las destinan a mejorar los accesos a los núcleos, a centros docentes o a actuaciones en patrimonio histórico-artístico, en recursos hidráulicos, en infraestructuras agropecuarias productivas o en conservación de caminos vecinales.

Por ejemplo, en la Almunia de San Juan este POS lo van a dedicar a mejorar el alumbrado público en la carretera de Azanuy a su paso por la localidad mediocinqueña, a rehabilitar el edificio municipal El Torno para viviendas de nuevos residentes, y a mejorar el alumbrado de la torre de la iglesia. El alcalde, José Ángel Solans, señala que estos planes son muy positivos. “Nosotros este dinero lo empleamos para las obras más imprescindibles porque, si no fuera por estos planes, no las podríamos realizar. Siempre hacemos las actuaciones en función de necesidades que son básicas para el bienestar de los vecinos”.

En Gurrea de Gállego, su alcalde, Carlos Til, explica que el dinero de este año les va a servir “para hacer lo que hemos denominado el refugio gurretano, un entorno para el disfrute de los vecinos”.

En Peralta de Calasanz lo utilizaran para mejorar la captación de agua potable de Peralta y para arreglar el tejado de una ermita, así como para colocar varios puntos wifi en edificios municipales. El alcalde, Luis Pedro Boteller, destaca el que los municipios puedan gastar este dinero en una, dos, tres obras…, según la envergadura de las actuaciones. “Los POS de la Diputación Provincial van muy bien, por mi parte es perfecto. Con lo que nos dan te permite hacer muchas cosas”.

En Hoz de Jaca, se destinará el dinero de este año a iniciar la apertura de un vial que continuará con el POS en varias anualidades. “Esta es la subvención mayor que tenemos, es con la que hacemos la obra más interesante y es la subvención que marca la importancia del presupuesto. Nosotros desde siempre estamos muy agradecidos con este dinero”, argumenta la alcaldesa, Esperanza López.

El alcalde de Lanaja, Gerardo Castillo, piensa que sin estos planes de obras y servicios “sería impensable hacer las obras en las que venimos trabajando, así que gracias a la Diputación Provincial de Huesca porque si no fuera por su ayuda, los pueblos pequeños no nos podríamos defender de ninguna manera”. En esta población van a realizar pavimentaciones.

En la localidad de Fago se van a llevar a cabo mejoras en edificios públicos, en estructuras agropecuarias y en los sistemas productivos. El alcalde de este pueblo, Enrique Barcos, comenta que ningún alcalde “puede decir que esto va mal, aunque todo el mundo querríamos que nos dieran más, es algo que tiene lógica”.

Para establecer las cuantías, se tienen en cuenta una serie de criterios, siendo la población el primer factor seguido por el número de entidades singulares que tiene cada Ayuntamiento y reforzado por el factor de la carga fiscal aplicada por cada Consistorio, con un coeficiente inverso de la capacidad tributaria. Este último criterio no lo comparten alcaldes como Carlos Til, de Gurrea de Gállego, quien dice que “no es entendible que el POS vaya en función de los impuestos que les cobramos a los vecinos”. O Esperanza López, alcaldesa de Hoz de Jaca, que no está de acuerdo “en que la cuantía esté condicionada al IBI” de los habitantes del lugar.

Etiquetas