Comarcas

GANADERÍA

Incertidumbre del sector primario sobre recibir cereales a largo plazo

El gerente de la empresa Binaga en Binéfar, Javier Solano, ha apostado por mejorar la eficiencia ante los altos costes de producción

Terneros en una granja de Estadilla.
Terneros en una granja de Estadilla.
Binaga

El análisis de la posible falta de materias primas en las granjas ha sido el eje de una mesa redonda que se ha enmarcado dentro de las jornadas de reconstrucción ecológica que organizó la Asociación de Amigos de Maíz de Consumo Humano y Semilla Alfalfa Aragón en la Lonja Agropecuaria de Binéfar y en la que ha participado Javier Solano, gerente de la empresa de producción de pienso para granjas animales Binaga, en la localidad de Binéfar. Esta empresa elabora un 90 % de su producto para vacuno a base de materias primas de proximidad como maíz, cebada, trigo y girasoles desde hace 40 años para clientes de las comunidades de Aragón y Cataluña.

En declaraciones a este periódico, ha considerado que “ahora mismo parece ser que el suministro de materias primas a corto y medio plazo va a estar garantizado debido al acuerdo existente con el sur de Estados Unidos para traer maíz a partir de mayo”.

De este modo, ha explicado que este maíz “se va a sumar al ya existente en puerto más lo que empiece a cosecharse de cereal, cebada y trigo a partir de mes de junio, que va a garantizar ese abastecimiento de materias primas”.

Con la situación de guerra, el problema de abastecimiento llegará en su opinión a largo plazo. “Ucrania y Rusia generan un 30 por ciento de las exportaciones mundiales de cereal. Con Rusia existe un embargo económico y desconocemos la situación en la que va a quedar Ucrania”, ha destacado el gerente de Binaga.

Debido al alza de los precios actuales, el agricultor “está tratando de sembrar mucho siempre y cuando llegue la semilla, aunque los costes de abonos, sulfatos y carburantes han subido mucho.

Con toda esta situación, “la previsión es que los precios de la cosecha en noviembre y diciembre van a ser altos y haciendo compras de un maíz que no se ha sembrado”.

De hecho, el gerente de Binaga ha indicado que muchas empresas dedicadas a la fabricación de pienso “están tratando de asegurarse un suministro de materias primas a precios altos” para responder a censos muy elevados de animales en granjas como el vacuno, el porcino o el pollo. “En España generamos el 65 % de la materia prima que necesitamos para animales pero el 35 % restante lo tenemos que importar”, ha comentado Solano.

La crisis de los precios de carburantes han repercutido también en la subida del coste de las materias primas y por tanto del pienso, de aproximadamente el doble. “Engordar un animal vale el doble de lo que costaba”, ha detallado el gerente de Binaga, quien ha comentado que “los precios de la carne nos están acompañando al ser España un país exportador a toda Europa”.

Ha reconocido que “el principal perjudicado de este contexto socioeconómico es el consumidor, porque lo que necesitamos es que pueda consumir nuestro productos a un precio razonable, aunque la coyuntura económica nos lleva a otro lugar”.

Por otro lado, Javier Solano ha subrayado la profesionalización del sector ganadero en los últimos años “para generar carne a un menor coste de un modo más eficiente gracias a las inversiones realizadas”, lo que supone un menor grado de afección de situaciones como la subida de las materias primas, electricidad, combustible, etcétera. De este modo, “tenemos que ser más eficientes para que nos afecte todo lo menos posible”.

Por ello, Binaga trabaja “en reducir la cantidad de alimento que desperdicia el animal” y desde hace años reduce los costes energéticos con una planta fotovoltaica y biomasa. “Mientras la carne siga subiendo se podrá asumir el coste de producción pero si se para será inasumible”, por lo que “el ganadero tiene un riesgo importante con una incertidumbre muy alta”.

Etiquetas