Comarcas

sector primario

Las heladas dejarán sin empleo a 10.000 de los 15.000 temporeros en Aragón

Uaga estima pérdidas por valor de unos 270 millones de euros en el sector de la fruta y la almendra
 

Temporeros del Bajo Cinca en plena recogida de fruta.
Temporeros del Bajo Cinca en plena recogida de fruta.
D.A.

De los 15.000 trabajadores del campo que prestan sus servicios de manera temporal durante la campaña de fruta en Aragón, 10.000 no van a tener empleo este verano por las pérdidas que las recientes heladas han provocado en el sector, y que rondan el 80 % de la producción, sin contar a quienes prestan sus servicios en los almacenes y que entre fijos y temporales rondan los 7.000.

Son las estimaciones que realizan desde la organización agraria Uaga para el sector de la fruta y de la almendra en Aragón para evidenciar que el problema, además de económico, con unos 270 millones de euros de pérdidas en conjunto, tiene una dimensión social.

Así lo pusieron de manifiesto el responsable del sector de la Fruta de Uaga, Oscar Moret, el secretario provincial en Teruel y representante del área de frutos secos, David Andreu, y el responsable del área de Relaciones Laborales de la organización, Vicente López, en una rueda de prensa para informar de los daños que han provocado las heladas que han afectado a todos los leñosos, en general, salvo al olivo.

“Lo que se ha padecido estos días no es algo normal. El 80 % de la producción se ha ido en horas”, ha lamentado Vicente López, quien ha recordado que el de la fruta es un sector estratégico en la agricultura regional y española y que en Aragón va a tener un impacto económico “importantísimo” que va a suponer una contracción de la economía en las comarcas.

“Lo que se ha padecido estos días no es algo normal. El 80 % de la producción se ha ido en horas”

“Si no se ponen medidas asistimos a la liquidación de la fruta” porque además de estas heladas, que en alguna zona se repiten por segundo año, llevan arrastrando problemas desde el veto del mercado ruso en 2014, ha insistido Moret, quien ha enfatizado que si no pone remedio y la administración no soluciona el problema, “el futuro se va con la helada”, en alusión a los jóvenes agricultores a los que tanto, resaltaron, se ha animado a que se incorporen al sector.

En este sentido, informaron de que los agricultores ya han solicitado reunirse con el Gobierno de Aragón y el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, para analizar posibles partidas extraordinarias para inyectar al sector y ayudas directas a las explotaciones con más problemas.

Pero además piden la aprobación de ertes para los trabajadores agrarios fijos y una solución para los temporales que viven en el territorio y que este verano no van a poder trabajar.

Asimismo, reclaman una revisión de las franquicias del 30 % que tiene agroseguro, dado que por normativa no se puede asegurar el 100 %, lo que implica que de unas pérdidas del 80 % al final del seguro solo cobran en torno al 50.

Este tipo de seguros, ha asegurado Moret, “no garantiza la viabilidad de las explotaciones, y menos cuando se produce dos años seguidos”.

Según el responsable de la fruta de UAGA, “la dimensión de pérdidas es impresionante”, de en torno a 200 millones de euros de pérdidas, con 32.000 hectáreas afectadas de 40.000 plantadas, lo que equivale a 560 millones de kilogramos de fruta de un año normal.

“Si el 30 % (la franquicia) no se logra repercutir va a hacer polvo a las explotaciones, sobre todo a las de carácter familiar que solo viven de la agricultura” y que son, ha recordado, los que tienen trabajadores fijos y asientan la población en el territorio, pero es que además también va a afectar a fábricas de zumos, gestorías y productores de fitosanitarios, entre otros.

Por su parte, Andreu ha dicho que el 90 % de la cosecha de almendra “se ha ido al traste”, algo que no había ocurrido de forma tan generalizada en los 25 años que lleva dedicado al sector, un cultivo en expansión que está “moviendo mucho dinero”. 

Etiquetas