Comarcas

OJO AVIZOR

El Alto Aragón, la cara más visible del gran tirón del turismo activo

La provincia acapara el 78,6 % de las 533 empresas para la práctica de deportes de aventura con que cuenta Aragón 

El Alto Aragón cuenta con vías ferratas para disfrutar de la montaña.
El Alto Aragón cuenta con vías ferratas para disfrutar de la montaña.
Locura de Vida

“No todo es nieve y agua en turismo de aventura”. Así lo reivindica Chus Montañés, secretaria de la asociación Turismo Deportivo de Aragón (TDAragón), quien explica que en estos momentos la temporada invernal está dando sus últimos coletazos para la práctica de actividades como paseos con raquetas o motos de nieve, y la de deportes acuáticos, con el barranquismo y el rafting a la cabeza, ya está abierta oficialmente, aunque el tiempo no ha invitado hasta ahora especialmente a sumergirse en el agua, sino más bien a realizar otras actividades al aire libre tal vez no tan populares.

Paintball, puenting, vías ferratas, supervivencia, rutas 4x4, senderismo, parapente, tirolinas, turismo ecuestre, tiro con arco, orientación, montañismo, espeleología, escalada o bicicleta son algunas de la actividades de “entretiempo” que enumera, en declaraciones a este periódico, Chus Montañés. “En el sector hay empresas que abren ahora y otras que cierran ahora, y también las hay que están abiertas todo el año”, apunta la representante del colectivo empresarial, que no obstante destaca que por volumen de negocio las actividades de verano son las más demandadas.

Un grupo de ciclistas, en plena ruta  de BBT.
Un grupo de ciclistas, en plena ruta de BBT.
TDAragón

La nueva temporada estival “pinta bien”, aunque Chus Montañés se muestra prudente por el “ritmo” con el que se suceden los acontecimientos. “La sensación que tenemos -añade- es que la gente tiene ganas de salir”. Además, incide, “muchas de las personas que iban a la playa y estos dos últimos años han venido (a Aragón), han decidido quedarse en la montaña y siguen queriendo conocer Aragón”, aunque “también es verdad que estamos perdiendo el miedo y mucha gente volverá a sus costumbres anteriores, como ir a la playa o a otros países”, considera la representante de TDAragón, que confirma que el barranquismo y el rafting son las actividades más demandas por el público.

Crecimiento

El turismo activo y de aventura está de moda en la provincia desde hace años, y en los últimos se está postulando como una buena opción de ocio, como demuestran los datos del Anuario Estadístico de Turismo 2022. Según este documento, las empresas de turismo activo han crecido más de un 18 % desde 2021 en Aragón, alcanzado la cifra de 533, lo que supone 82 más que el año pasado. El Alto Aragón es la provincia aragonesa que aglutina el mayor número de empresas, en concreto el 78,6 % del total de la Comunidad aragonesa.

Practicando parapente en Castejón de Sos.
Practicando parapente en Castejón de Sos.
TDAragón

La pandemia del coronavirus perjudicó gravemente al sector, que tuvo grandes pérdidas y abocó al cierre a algunas empresas -“en 2020 trabajamos dos meses, y en 2021, hasta junio no pudimos trabajar y en septiembre la gente se retrajo ante las olas y los rebrotes”, rememora Chus Montañés-. Pero tras el levantamiento de las restricciones y de las limitaciones de movilidad se desató una búsqueda de lo que había faltado durante el confinamiento más duro y posteriores restricciones: aire libre, adrenalina, reuniones con otras personas sin miedo a las masificaciones.... “y resulta -apunta Chus Montañés- que las empresas de turismo activo damos eso de manera intrínseca a nuestra actividad”.

Ello, unido al hecho que las limitaciones de movilidad provocaron que muchos aragoneses “redescubrieran” su tierra, supuso un auge de las actividades al aire libre. “Se juntaron las dos cosas, había más demanda, y eso creemos que ha motivado ese repunte del 18%” de crecimiento del sector en el Alto Aragón. También los controles que realiza la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad autónoma sobre este tipo de actividad ha sido otro factor para que las empresas se incorporen y registren debidamente.

A la hora de elegir, desde TDAragón recomiendan optar por empresas certificadas y guías expertos que puedan ofrecer la mayor seguridad posible. Para ello, la asociación desarrolló junto al Gobierno de Aragón el certificado “Aventura Segura” que poseen muchas de las compañías adheridas a TDAragón.

Chus Montañés, que destaca que en los meses que han podido trabajar en los dos últimos años han trabajado “a tope, sin descanso”, afirma que “cada vez estamos tomando más conciencia” de hacer actividades de este tipo con un guía, porque “además de que aporta seguridad, aporta valores que una persona por su cuenta no los va a tener, porque te cuenta la historia del lugar, la flora y la fauna que te vas encontrando, tradiciones, mil cosas que por tu cuenta no las vas a tener”.

“En Aragón llevamos muchos años de ventaja con respecto al resto de España y poco a poco vamos poniendo en valor esa figura y su profesionalidad”.

Y es que, en la última década, la popularidad de las empresas de turismo activo no ha parado de crecer en la región. Según datos del Instituto Aragonés de Estadística, en 2001 había registradas oficialmente tres compañías de este tipo, si bien en la práctica el número era algo superior. En 2011, la cifra se multiplicó hasta alcanzar las 153, y a enero de 2022, los registros oficiales señalan 533.

“Aragón es el escenario perfecto para practicar modalidades de deporte de aventura en estrecho contacto con la naturaleza. Pese a que las restricciones de movilidad implantadas a comienzos de la pandemia para frenar su avance amenazaron con ahogar nuestra actividad, hemos sabido reponernos y la ciudadanía no ha dejado de mostrarnos su apoyo”, afirma Chus Montañés. 

Etiquetas