Comarcas

agricultura

Exigen un plan de choque para paliar los daños por las heladas

En una reunión en Fraga piden ayudas directas al sector, seguros agrarios atractivos y la aplicación de ertes para trabajadores fijos discontinuos

Reunión entre representantes de las tres provincias afectadas por las heladas.
Reunión entre representantes de las tres provincias afectadas por las heladas.
J. C.

Los responsables políticos de las principales comarcas de Huesca, Zaragoza y Lérida que se vieron afectadas por las heladas de principios de este mes, acordaron este lunes en Fraga pedir a las administraciones un plan de choque y de rescate del sector frutícola de estas zonas, que pasaría por un paquete de medidas urgentes con ayudas directas y a fondo perdido para el sector, una mejora de las coberturas de los seguros agrarios con un revisión del 30% de franquicia del seguro de heladas y que se apliquen ertes para el colectivo de trabajadores fijos discontinuos del sector agrícola que se verán afectados por el cese de actividad. También se pide que el sector de la fruta dulce se incorpore a la PAC, de la que está excluido ahora mismo.

La reunión se celebró en la sede de la Comarca del Bajo Cinca. Por parte altoaragonesa, participaron Marco Ibarz, presidente de la comarca del Bajo Cinca; y sus homólogos en el Cinca Medio y La Litera, José Ángel Solans y Josep Antoni Chauvell. En la cita también estuvieron presentes diferentes autoridades de Lérida y Zaragoza, así como el responsable de fruta dulce de Uaga, Óscar Moret.

En la reunión se aportaron datos sobre los daños provocados por las heladas, que han sido generalizado en todas las zonas productoras de Huesca y Lérida. Se estima que las heladas han provocado pérdidas de entre un 80 y un 100% de la cosecha, en cultivos como el melocotón, la nectarina, el albaricoque, el almendro, y en menor cantidad, el nogal, el manzano y el peral. Las pérdidas podrían alcanzar los 300 millones de euros en Huesca y el Bajo Aragón y los 400 en Lérida.

Los representantes comarcales recordaron que llueve sobre mojado, ya que es el segundo año consecutivo en que estas zonas productoras se ven afectadas por las heladas. Dado que la problemática es común a ambos territorios se ha optado por hacer un frente común y trasladar el problema a los gobiernos aragonés y catalán, para concienciar sobre la realidad del territorio.

En el transcurso del encuentro se debatió sobre la imposibilidad de solicitar más créditos por parte de los agricultores, que entienden que están ya ahogados con los ya existentes. Así mismo se puso de manifiesto la falta de unos seguros agrarios realistas y adaptados a las explotaciones, que son poco atractivos para los agricultores y que no incentivan que estos sean contratados.

El presidente bajocinqueño, Marco Ibarz, destacó la importancia de los daños que ha sufrido la economía de la zona. “Son daños muy importantes y que afectan a un sector que ya está muy tocado por las crisis de precios y el aumento de los costes de producción. Las pérdidas no afectarán solo al sector, sobre todo a la explotación familiar, sino que lo notará toda la economía de las comarcas afectadas en las que la agricultura es un sector económico fundamental”, indicó Ibarz, que también mostró su preocupación por el efecto poblacional: “Sin fruta que coger no hay empleo en el campo. Los trabajadores tendrán que desplazarse a otros sitios y con ellos sus familias y sus hijos. Eso va a afectar también a la zona y a los colegios que pueden ver peligrar las matrículas”.

Los responsables comarcales estaban satisfechos de la reunión y de hacer un frente común en una problemática también común, “en estos temas no hay fronteras. La colaboración es fundamental y en esta zona siempre la hemos propiciado. El año pasado colaboramos en temas como la vacunación de los temporeros y este ha sido un prime paso. Ahora seguiremos trabajando, recopilando información y nos volveremos a reunir en breve”.

Las reuniones y contactos por las heladas seguirán este martes, con un encuentro también en Fraga, entre los alcaldes de los municipios afectados por las heladas y el delegado de Agroseguro en Aragón, Juan Cruzán.

Etiquetas